El Otro, MI REFLEJO
Despertar Espiritual, Lecturas para el Espíritu, Sabiduría Universal

El Otro, MI REFLEJO

El Otro, MI REFLEJO.

Es posible que ya lo hayas escuchado antes ya que es una afirmación muy recurrente: “Solo podemos ver en los demás, las cosas que vemos dentro en nosotros mismos”. Creo que esta es una de las lecciones espirituales más desafiantes y que hemos venido aquí para recordar. Cuando me dijeron por primera vez esta declaración en un curso espiritual hace muchos años, me pareció muy extraño. Como la mayoría de las personas, mi primera respuesta fue: “Pero, yo no actúo como muchas personas que me molestan y presionan mis botones”. Y curiosamente, después caes en la cuenta que esas actitudes también forman parte de ti (aunque obviamente tratas de evitarlas a toda costa) así como también encuentras dentro de ti, todas esas actitudes de las personas a las que más admiras.

Los rasgos que nos tienden a desagradar en los demás suelen ser los rasgos que no nos gustan de nosotros. Entonces tendemos a juzgar y criticar estas características. Esto nos recuerda la analogía de señalar con un dedo a alguien. Un dedo apunta a otra persona, y tres apuntan hacia nosotros mismos.

Cuando ciertas características en la personalidad de alguien desencadenan una reacción negativa dentro de nosotros, es por que hay algo dentro que está listo para sanarse. Por lo general, se trata de problemas del pasado que no se han resuelto. Un ejemplo de esto sería: el atraer constantemente a personas que nos traicionan en las relaciones, donde quizás se trate de un tema de abandono de los padres en el pasado y lo que estás viendo es la manifestación de la creencia de que “no puedes confiar tus sentimientos a nadie”. Aquí hay otro ejemplo: si eres alguien que tiene una necesidad constante de demostrarle a los demás que tu siempre tienes la razón, lo más probable es que atraigas a personas que estén totalmente en desacuerdo contigo, porque también tienen la necesidad de convencer a otros de ver la vida desde su perspectiva. Además, si no te gusta controlar a las personas, lo más probable es que no te gusten algunas tendencias mandonas dentro de ti.

Cada persona que conocemos por la vida aparece en el momento perfecto de nuestras vidas para reflejar algo que necesitamos sanar dentro de nosotros mismos. Las personas con las que interactuamos nos muestran quién somos y, finalmente, nos brindan la oportunidad de amarnos a nosotros mismos. Y Como nuestra misión es descubrir lo que no amamos y aprender a amarlo, las personas que más nos irritan son nuestros mejores maestros.

Cuando te encuentres movido por una persona o situación, pregúntate lo siguiente:

El Otro, MI REFLEJO“¿Me comporto así ahora?”

 

“¿Me comporté así en el pasado?”

 

 “¿Qué me está enseñando esta persona que necesito aprender?”

 

Créelo o no, pero perdonarte a TI MISMO es la forma más efectiva de desconectarse de las interacciones negativas con las demás personas. Solo podemos amar y aceptar a los demás en la medida en que nos amemos y aceptemos a nosotros mismos. Cuando adquieras el hábito de aprender de tus relaciones, eventualmente descubrirás que puedes observar rasgos negativos dentro de otros sin juzgar y sin engancharte en el drama de la otra persona. Si descubres que estás en una relación con alguien que habitualmente abusa de ti de alguna manera, a veces es saludable limitar tu exposición a esa persona o evitar su compañía por completo, empieza por reconocer los botones que esta persona mueve en ti, perdónate a ti mismo por permitir dicho comportamiento y sigue tu camino.

La buena noticia es que los comportamientos que admiramos y reconocemos en los demás también son un reflejo de nosotros mismos. Cuando elegimos predominantemente pensamientos de amor, vivimos en una realidad de amor. En otras palabras, a medida que nos enfocamos en nuestra luz interna, sacamos la luz dentro de los demás.

Vinimos a esta tierra para recordar que somos UNO. Todos a quienes conocemos han venido a nuestro camino para ayudarnos a reconocer esto.

 

Aho!

El Otro, MI REFLEJO.
Suscríbete a nuestro newsletter para recibir cada semana novedades del Sendero.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

dieciocho − 10 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.