Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Perro TOTEM

Perro TOTEM

TOTEM – EL PERRO

El perro es el lobo domesticado. En toda la Humanidad, en la época prehistórica de cualquier lugar del mundo, el hombre domesticó al lobo, le dio de comer, y le dio cobijo en su cueva, y se hicieron amigos inseparables…y así es que el perro es el mejor amigo del hombre desde el neolítico, y en cualquier confín de la tierra es, ha sido, y así seguirá siendo…

El perro es el símbolo del amor incondicional, la generosidad, la lealtad. Tener un perro es tener el símbolo viviente de la amistad, es un tótem útil para ser sociable, generoso, comunicativo y leal hacia los demás. Un tótem muy especial para quien lo lleve.

El perro es amigable, juguetón, leal, noble, cariñoso, y con un amor tan inmenso hacia el ser humano y a cambio de nada que cuesta de entender. E perro es pura comunicación. Ladra para hacerse entender y es un experto en el lenguaje si lo sabemos escuchar y discernir en sus ladridos. Sabe poner emociones en su lenguaje y en su mirada, sabe como utilizar los gestos hacia el ser humano para hacerse entender. El perro ha aprendido a lo largo de tantos siglos a entender más al ser humano, mucho más que lo que el ser humano se ha esforzado en entenderle a él.

En otros tiempos los druidas, magos o hechiceros utilizaban a los perros como oráculos, les hacían preguntas, y el perro respondía en un lenguaje que ellos estudiaban, y traducían…pero eso se perdió en la antigüedad.

El perro ha sido considerado como un enlace entre las dimensiones física y psíquica. Ya los antiguos egipcios, griegos, romanos, celtas consideraron al perro como guardián sagrado de los otros mundos – niveles más sutiles fuera de nuestra percepción mundana. Pero al contrario que el gato, no guarda los secretos.

De su conexión con los mundos no físicos viene que los perros son símbolos a veces de la muerte, lo cual es una errónea conexión: Los perros –repetimos-son los guardianes de los dominios psíquicos, e incluso pueden servir como guías espirituales en los viajes espirituales. También es cierto que son tan sensibles a estas percepciones no físicas que el perro es capaz de detectar cuando la muerte está cercana en un hogar, y además su comportamiento espontáneo, generoso y comunicativo le delata al ver esta circunstancia y ello ha hecho que también se les asocie como los anunciadores de la muerte, nada más lejos de la realidad. Los perros sólo ven con antelación lo que es inevitable y natural, y acabaremos viendo todos.

También se dice, que el perro es capaz de detectar el estado de salud del ser humano, su estado físico y anímico, y que incluso se lo hace saber con sus gestos, ladridos, para que se cuide, o para consolarle, pues su sentido del amor, lealtad y generosidad es enorme. Muchos amos de perros deberían estar bien atentos en este aspecto, pues el perro ya fue oráculo en otros tiempos.

–Los nativos americanos veían en el perro la sabiduría, la ayuda, asistencia, protección y fidelidad, a la comunidad, la amistad y la comunicación. No obstante también hay que decir que en varias tribus nativas del Centro y sur de América, pese a que reconocían los méritos de perro, se los comían, pero para ellos era natural y una señal de respeto a la naturaleza, no veían agravio en su comportamiento. De hecho para ellos era un tótem importante y lo incorporaron en su zodiaco, tanto los mayas como los aztecas

 

Regresar a la lista de LOS ANIMALES DE PODER