Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Ritual de Eclipse de Luna de Sangre Enero 2019

Ritual de Eclipse de Luna de Sangre Enero 2019

El raro evento de la Super Luna de Sangre cae en el signo de Leo del 20 al 21 de enero. Este Eclipse estará apoyando a cerrar el enorme ciclo de crecimiento, recuperación y transformación con el que hemos estado trabajando desde 2017.

Si recordamos este momento de nuestras vidas, podemos reflexionar sobre cuánto hemos crecido y cuánto hemos cambiado. Incluso podemos ver cómo nuestras vidas han tomado nueva forma y nos han catapultado en una nueva dirección.

Este Eclipse en Leo es el último en el ciclo, lo que significa que el renacimiento final está aquí. Este es el momento final de liberación y culminación de toda esta energía, y es el momento perfecto para el trabajo ritual.

La energía de la Luna será fuerte y poderosa, y las energías cósmicas de apoyo aumentarán nuestra sensibilidad y harán que sea más fácil cruzar dimensiones, aprovechar nuestra intuición y recibir descargas angelicales.

Este es un momento para realmente conectarse, un tiempo para reponer nuestra alma, honrar nuestro viaje y canalizar a nuestro ser superior. Este es un momento para abrirnos a la guía del Universo y permitirte ser dirigido de la mano de este Eclipse.

Este ritual es de apoyo y te ayudará a hacer precisamente reconectarte. Te ayudará a abrir tus energías psíquicas e intuitivas, y a descargar la sabiduría del pasado y el futuro.

Ritual para el Eclipse de Luna de Sangre

Este ritual se realiza mejor del 20 de enero al 1 de febrero o del 20 al 21 de Enero de 2019 (los días en que estará presente el eclipse).

Necesitará:

Herramienta de purificación de elección (salvia blanca, palo santo, aceites escenciales, etc.)
1 vela nueva (preferiblemente blanca)
Pasador de seguridad o algo similar para grabar en tu vela.
Cerillos / encendedor
Pluma y papel

Instrucciones:

1.)  Prepare su ritual de la siguiente manera:

Coloque la vela apagada en el centro de una mesa o en su altar. Ilumine la habitación sutilmente y trate de hacer este ritual lejos de ventanas abiertas, ventiladores, acondicionadores de aire, etc. (Verás por qué más tarde!)

2.)  Purifica primero tu aura, luego tu entorno y la vela.

Cuando purifiques (sahumerio) tu aura, recita lo siguiente.

«Los ciclos van y vienen, es hora de ver cómo se desarrolla esta rueda. Me purifico de pies a cabeza, me purifico para crecer. Libero la energía que sostiene mi corazón, libero energía de la oscuridad. Libero esta energía para poder brillar, libero esta energía para poder ser mía. Soy purificado, soy puro. Soy purificado, soy puro. Pido a mis guías espirituales que me apoyen, porque estoy limpio, soy puro «.

Mientras vas sahumeriando (purificando) los alrededores, recita lo siguiente:

«La rueda ha girado, las estaciones están cambiando, es hora de borrar el pasado. Libero y renuncio a todo lo que ya no me sirve. Libero y suelto toda la energía estancada en este espacio. Limpio y purifico este espacio para que pueda acomodar la magia de lo nuevo. Limpio y purifico este espacio para que se sienta ligero y libre. Mi espacio está limpio. Estoy completo Mi espacio se purifica. Estoy protegido Mi espacio se purifica. Te lo agradezco Te lo agradezco Gracias.»

3.)  Siéntate o acuéstate con los ojos cerrados, inhala y exhala profundamente 10 veces.

Calma tu mente y relájate en tu cuerpo. Los ojos aún cerrados, hacer un escáner corporal. Comience con sus pies e imagine una hermosa luz dorada que viaja por sus pies, por cada uno de sus dedos, y luego por sus tobillos, hasta sus rodillas, su área pélvica y así sucesivamente. Sigue esta luz dorada hasta que salte de la parte superior de tu cabeza.

4.)  Abra sus ojos, ponga sus manos en su corazón y diga:

«Te amo». Dese un cálido abrazo y tómese un momento para agradecerle todo su arduo trabajo y esfuerzo a lo largo de los años.

5.)  Ahora saque su vela y sosténgala en sus manos.

«Honro los cambios que se han hecho en mi cuerpo, mente y alma. Honro los cambios de temporada porque realmente crecí. Le pido a la Madre Luna, a mi ser superior, a mis ángeles ya mis guías que me guíen por el camino más alto para que pueda ascender. Me estoy elevando ahora a todo en lo que me he convertido. Me levanto ahora tan fuerte como el sol. Pido consejo, pido paz, pido este siguiente capítulo para que me suelte. Pido amor, pido dinero, pido un propósito y el coraje de seguir mi corazón; Para ser siempre guiado incluso en la oscuridad. Pido salud, pido alegría, pido que todo salga bien. Cuerpo, mente y alma escuchan mis llamadas. Mi deseo es ahora concedido. Todo está bien, todo está bien. Todo va bien.»

“La rueda ha girado las estaciones están cambiando, es hora de despejar lo viejo. Libero y suelto todo lo que ya no me sirve. Libero y suelto toda la energía estancada en este espacio. Limpio y limpio este espacio para que pueda recibir la magia de lo nuevo. Limpio y limpio este espacio para que se sienta ligero y libre. Mi espacio está limpio. Estoy completo Mi espacio está limpio. Estoy protegido Mi espacio está limpio. Gracias. Gracias. Gracias.»

6.)  Ahora quítate la vela y el alfiler de seguridad y comienza a dibujar una espiral en la parte inferior de la vela.

Al hacerlo, trata de entrar en un estado meditativo relajado. Una vez que hayas completado tu espiral, comienza a decorar la vela de una manera que te atraiga. Puedes dibujar, escribir palabras sobre cosas que quieres liberar o cosas que quieres traer, no hay nada bueno o malo, solo confía en tu intuición y decora la vela de la manera que queréis.

Nota:  Si su vela está en un frasco de vidrio, puede usar un marcador para decorar el vidrio si lo desea.

7.)  Tome 5 respiraciones profundas y tómese un minuto para mirar su vela decorada.

Note los temas o patrones que vinieron a su mente. Escriba las formas y palabras que ha elegido incluir. Solo observa los pensamientos o sentimientos que surgen.

8.)  Toma tu vela y enciéndela.

Coloque sus manos en una posición de oración en el centro de su corazón y observe la llama por un momento. Toma 10 respiraciones profundas e imagina que estás respirando a la luz de la llama.

9.)  Observa y observa todos los diferentes colores que componen la llama.

Sienta cómo se relaja su cuerpo y se abre su intuición mientras continúa observando.

10.)  Con una mente clara, haga una pregunta con su vela.

¿Que quieres saber ? ¿Qué ideas o sabiduría intuitiva quieres recibir? Puede ser cualquier pregunta que desees o cualquier pregunta que te parezca correcta en este momento. Haga su pregunta y vea qué está haciendo la llama.


Si tu llama……

Se vuelve más alta:  indica que lo que quieres está llegando, que tu pregunta ha sido escuchada y que lo que quieres ha llegado con facilidad en el tiempo divino.

Se contrae:  indica que necesita reenfocarse o está buscando o quizás buscando algo que no se ajuste a su destino superior. Replantea tu forma de pensar las cosas.

Parpadea:  indica que lo que desea está sucediendo, pero puede haber obstáculos en el camino o desafíos que debe superar de antemano. Esto indica mucho crecimiento para usted con respecto a su pregunta, pero con un resultado positivo.

Se inclina hacia la izquierda:  debes retroceder y mirar tu pasado para avanzar. Tu pasado contiene sabiduría para ti que te ayudará a encontrar la respuesta a tu pregunta. Tu pasado contiene las respuestas que estás buscando.

Se inclina a la derecha:  envías fuertes intenciones que se escuchan y escuchan, pero puede llevarte más tiempo antes de que lo que quieres se te presente. Será mejor que mantenga su mente más clara y más centrada en lo que quiere.

Se inclina hacia ti:  tienes la clave para obtener lo que deseas y obtener las respuestas que necesitas. Sabes más de lo que piensas. Las respuestas ya se te han dado y sabes qué hacer, solo tienes que recordarlo.

Se aleja de ti:  tienes que tomar medidas físicas para lograr lo que quieres. También debe prestar atención a la conexión entre el cuerpo y la mente y ser amable con su cuerpo y apoyarlo con ejercicio, alimentos nutritivos, sueño, etc.

Se vuelve azul:  sus guías espirituales están cerca de usted y sabe lo que quiere, siga las señales del Universo y él lo llevará a donde necesita estar. También es una indicación de que tienes fuertes energías intuitivas y de que estás listo para conectarte con tus guías espirituales y tus ángeles si aún no lo has hecho. Date permiso para hablar con ellos ahora.

Se vuelve amarillo brillante:  debes ser creativo para traer lo que quieres a tu vida. Tienes una energía creativa que necesita ser desbloqueada y que te ayudará en tu viaje. También puede indicar el éxito en un campo creativo.

Hace chispas y ruidos:  Sus guías espirituales / su ser superior han tratado de comunicarse con usted, pero usted no puede escuchar. Necesita abrir su corazón y despejar su mente para recibir su mensaje.

Lo mejor a seguir aquí es tu intuición. También puedes encontrar que tu llama está realizando más de una acción, así que siéntete libre de tomar lo que más resuena en tu mente.

También puedes hacer tantas preguntas como desees, pero agradécele a la vela, haz una pausa y vuelve a concentrarte en cada pregunta.


11.)  Cuando hayas terminado de hacer preguntas

Mira nuevamente a la llama de la vela y haz 7 respiraciones. Ahora cierra los ojos y ve los colores bailando detrás de tus ojos. Concéntrate en ella durante 11 respiraciones más.

12.)  Una vez que los colores comienzan a desvanecerse, imagine que aparece una puerta. 

Detrás de esta puerta, hay algo en lo que necesitas concentrarte ahora mismo en tu vida. Un mensaje importante está detrás de esta puerta. Cuando estés listo, empuja la puerta y mira qué hay detrás. Intenta no juzgar, sino observar.

13.)  Cuando esté listo, abra los ojos

Y no dude en observar lo que ha visto o vivido detrás de la puerta para recordar o trabajar en el significado en los próximos meses. Intente incluir todos los detalles, incluso si no parecen ser importantes, porque nunca se sabe cuándo pueden ser útiles.

14.)  Para concluir el ritual

Coloque sus manos en una posición de oración sobre el centro de su corazón y tome un momento para agradecerle a usted, a sus guías y a sus ángeles. También puedes decir esta oración final si lo deseas:

«Se ha abierto una nueva puerta, se ha iniciado un nuevo viaje. Agradezco al Universo por todo lo que ha hecho. Agradezco a mi cuerpo, agradezco a mi espíritu, te agradezco por ser amable. Agradezco al Universo por la guía divina que recibí, y gracias por todo lo que he logrado. Agradezco los mensajes que se han enviado hoy y permanezco abierto a cualquier otra dirección que se me pueda dar. Te lo agradezco Gracias.»

15.)  Manten tu vela encendida mientras estés allí para cuidarla. 

Podrás volver a encender la vela en el momento que más te convenga, pero intente encenderla nuevamente dentro de los 28 días de haber completado el ritual. (Ojo! no dejes la vela desatendida en ningún momento).

¡Buen Eclipse!


Fuente: foreverconscious.com Traducido por elsenderodelchaman.com