Saltar al contenido

6 Reflexiones para la vida, por el Dalai Lama

6 Reflexiones para la vida, por el Dalai Lama

Lo que el monje del budismo tibetano, el Dalai Lama tiene que decir para vivir en este plano.

1. “El período de mayor ganancia en conocimiento y experiencia es el período más difícil de la vida de alguien.”

El período en que más crecimos, y nos hacemos fuertes, es el período más difícil de nuestras vidas. Es después de que erramos feo y tropezamos innumerables veces, que aprendemos qué camino seguir, incluso llenos de heridas. La vida no perdona en enseñarnos.


2. “Reza. Hay un poder inmensurable en eso”.

¡Sea cual sea su Dios, su creencia y su religión, reza! ¡Pida con fe! Creer, regar su semilla cada día, tenga esperanza de que un día florecerá. Sin fe, nada seríamos. Hay un poder gigante en la oración.



3. “Se puede salir lastimado en el amor, pero es la única manera de experimentar el amor por completo.”

La única forma de vivir el amor, en todos los sentidos, es amando completamente, sin miedo y voluntad de volver atrás. Podemos, sí, nos lastimar. El amor es un sentimiento puro, sin pretextos, sin barreras. Usted puede tener lo peor de él, pero también puede tener lo mejor.


4. “No espere resultados rápidos e inmediatos, bajo el pretexto de que decidió cambiar”.

Nadie cambia de una hora a otra. Nada sucede en un paso de magia. Es necesario entender esto para no frustrarse en el futuro. Hazlo bien y espera. Tenga en cuenta que los cambios ocurren gradualmente para no cobrar demasiado.


5. “El mayor juez de sus actos debe ser tú mismo, y no la sociedad”.

Nadie es capaz de juzgarlo, a no ser Dios y tú mismo. Nadie tiene el derecho de meterse en la vida de nadie. Todos quieren juzgar, pero no todos quieren calzar nuestros zapatos.


6. “Cuando alguien pide algo que no desea contestar, sonreír y preguntar: ¿Por qué quiere saber”

Preste mucha atención a quien usted desahoga y comparte sus problemas. Muchas personas son sólo curiosas y plateadas de su desgracia. Las personas leen y se extienden sobre su vida en las redes sociales. No lleves tus problemas íntimos al jurado popular.