Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Atrae a tu vida lo que tu quieres

Atrae a tu vida lo que tu quieres

Atrae a tu vida lo que tu quieres

Buda dice:

En lo que piensas, te conviertes.
Lo que sientes, lo atraes.
Lo que imaginas, lo creas.

 

Entonces, ¿por qué no atraer a tu vida lo que tu quieres?  La visualización puede orientarse hacia la concretización o la materialización de un objetivo a alcanzar. Por lo tanto, es necesario tener un deseo ardiente y desear a toda costa que se realice. Posteriormente, basta con construir una escena, un escenario de lo que uno desea, es decir, un objeto, una situación, un estado físico o psicológico, etc.

Lo que una persona mantiene en su mente, lo atrae a su vida. Si esta misma persona ve claramente en sus pensamientos lo que desea profundamente, no habrá duda posible, se materializará, porque sus pensamientos y creencias crean el mundo a su alrededor, y cada uno de sus pensamientos tiene un efecto sobre el mundo que lo rodea. Entonces se convertirá en lo que cree y esto es lo que se llama la Ley de Atracción.

 

Todo es energía

Como veremos más adelante en este sitio, ¡todo es energía! Los pensamientos emiten ondas y vibraciones, que pueden medirse científicamente. Estos pensamientos u ondas atraen otros más y dado que el mundo que nos rodea está completamente compuesto de energía, este a su vez emite más ondas, hasta conectar con otros más.

Cuando uno estudia esta idea de manera más racional, queda claro que un individuo se convierte en lo que corresponden a sus propios pensamientos, porque sus acciones se pueden cambiar, no su actitud interna, ni sus mensajes internos.  Es un poco el mismo principio de: «Veo lo que soy, soy lo que veo».

Usada de manera consciente o inconsciente, la visualización creativa es el secreto detrás de cada éxito, de cada gran hombre y de cada gran mujer, sin excepción. Cada realización está precedida por una visión interna de lo que quiere lograrse.

 

 

En lo que piensas, te conviertes.

Este es el principio del mentalismo.

El Todo manifestado (lo que ves) es el Espíritu (lo que no ves). Pensar está relacionado con la materia. Como aplicarlo: En lo que te conviertes en cada momento contiene lo que pensabas de ti mismo antes. O lo que es lo mismo, cambia lo que piensas de ti hoy, y te convertirás en otro mañana.

Lo que sientes, lo atraes.

Es la famosa ley de la atracción, y cuidado con esto, el principio de la correspondencia.

La ley de la atracción es simple: lo que haces vibrar dentro de ti atrae elementos de la misma naturaleza que está afuera. Como aplicarlo: La felicidad atrae la felicidad, la alegría atrae la alegría, etc. Y cuidado, funciona también en las polaridades negativas!

Lo que imaginas, lo creas.

Este es el principio de generación, el potencial creativo del ser humano.

La imaginación, nos dicen las neurociencias, es una de las capacidades de nuestro cerebro derecho. El cerebro derecho es el cerebro de la creatividad, la imaginación, el espacio, lo femenino y todas las actividades creativas. Pero para realizar en el material lo que imaginaste, también debes usar tu cerebro izquierdo, el cerebro del pragmatismo, la organización, el análisis, el tiempo, etc.

Por lo tanto, al combinar las capacidades masculinas y femeninas de tus dos cerebros creas en la realidad del mundo material y visible.

 

 

En resumen …

¿Quieres conseguir lo que quieres de la vida? Entonces …
Antes que nada, debes saber exactamente lo que no quieres;
Determina exactamente lo que quieres y pon una fecha de vencimiento para que esto se cumpla;
Deshazte de todas tus creencias negativas o restrictivas; (todas aquellas de la primer parte)
Visualiza lo que deseas y empápate del sentimiento que tendrías contigo si ya lo tuvieras, o ya hicieras eso que tanto deseas;
Quédate convencido, de que lo que pides en la vida está llegando a ti.

¡Gracias por leernos! ¿Alguna vez has utilizado la ley de atracción o la visualización para obtener lo que deseas? Déjanos tus experiencias en los comentarios e inspira a otros con tu historia … ¡Bendiciones!