Saltar al contenido

Ejercicio de Visualización para atraer consciencia a tu vida

Ejercicio de Visualización para atraer consciencia a tu vida

Ejercicio de Visualización para atraer consciencia a tu vida

Siéntate en un lugar tranquilo, cierra los ojos y date el permiso de imaginar… La imaginación es tan útil como el pensamiento racional,
pero la tenemos un poco abandonada. Trata de hacer lo que te digo, y te sentirás con una energía que contribuirá a alegrar tu vida.

Imagina el interior de tu hogar tal cual es. Luego imagínalo cómo lo mejorarías si dispusieras de todos los medios.

Ahora imagina que posees una casa ideal (constrúyela en tu mente) que está en un sitio ideal (un lugar en el que te encantaría vivir).

Imáginate completamente perfect@, total belleza fisica, mental, emocional y sexual.

Ahora imagina que puedes salir de tu cuerpo y, siendo inmaterial, viaja hacia donde quieras, sea en este planeta o bien en el Cosmos.

Imagina TODO el espacio (no temas imaginar la gigantesca extensión del infinito)
Imagina TODO el tiempo (los millones de millones de millones de millones de años que tiene y tendrá el universo).

Aunque seas absolutamente ate@, permítete imaginar lo inimaginable: ¿Si hubiera Dios cómo sería? Imagina a Dios, entra en su consciencia, en su eternidad sin comienzo ni fin, en su poder, en su ASPECTO, imagina su amor, imagínalo creando la vida, los universos, etc.

Imagínate inmensamente ric@. Imagina los objetos que tendrías, los trajes, tus actividades sociales, etc.

Ahora
Imaginate realizad@ y feliz. ¿Cómo?

Imagina al ser perfecto con quien realizas el amor ideal.

Imagínate teniendo el oficio que más te agrada, triunfando.

Imagínate pobre, pero en la pobreza logrando tener una vida feliz.

Imagínate muy ancian@, (por lo menos de 120 años) viviendo una vida feliz.

Imagínate que tienes una familia perfecta, plena de valores, totalmente positiva y feliz.

Imagínate que ha llegado tu último momento, y que rodead@ de todos los seres que amas y de las multitudes que has ayudado, mueres feliz.

Por último, imaginando que te integras al Todo, que eres el universo entero, di:
“Soy la tierra, soy el agua, soy el fuego, soy el aire, soy el planeta, soy todos los seres vivientes, soy la vida misma…”

¡¡Soy por completo yo mism@!!

-Alejandro Jodorowski-