Saltar al contenido

Cuando las Almas Viejas se encuentran

Es casi increíble, pero se entienden sin palabras. No tienes que explicar nada, probar nada. Todo es simple y claro. Porque es genuino.

17 cosas que suceden cuando las almas viejas se encuentran:

1. Están juntos, incluso cuando cada uno piensa en lo suyo.

Este es el aspecto más singular de la relación entre dos almas viejas: puedes tener cientos de pensamientos y consideraciones en tu cabeza, incluso no puedes hablar, pero en algún momento lo notas todo el tiempo, todo al mismo tiempo. Incluso si te concentras en cosas completamente diferentes. Esta es una señal de que realmente se sienten muy cómodos el uno con el otro.

2. Una vez que se unen, entonces uno de ustedes (o ambos) comienza con una introspección emocional tan potente, que llega a ser «frustrante».

Cuando las almas viejas se encuentran, la pareja no solo trae amor y romance a nuestras vidas. Ayuda a revelar en nosotros facetas de personalidad completamente inesperadas y a mirar los lugares más apartados del alma. A menudo, aquello que no queríamos examinar antes.

Cuando finalmente conoces a una persona, al lado de la cual, sientes que estás realmente apoyad@, liberas todas tus emociones, que han sido reprimidas durante años o incluso décadas. Este proceso es curativo y, a primera vista, parece desagradable. Pero, de hecho, solo te estás limpiando, reabriendo y volviendo a tus orígenes.

3. Se sienten atraídos el uno por el otro, como un imán, pero aún pueden vivir sus intereses y su vida anterior.

Cuando las almas viejas comienzan a encontrarse, son completamente independientes entre sí. Sin lugar a dudas, quieren pasar el mayor tiempo posible juntos, (cosa que hacen). Sin embargo, continúan disfrutando de esas áreas de sus vidas donde no están sus seres queridos. Al mismo tiempo, no surge ninguna ofensa ni celos: todo es muy tranquilo y armonioso.

4. Los problemas emocionales en los que prefieren no pensar comienzan a surgir.

Las almas viejas son personas que, por así decirlo, han vivido varias vidas. Por lo que, tienen mucha más experiencia conducente al crecimiento. Por lo tanto, cuando entran en una relación que invariablemente implica vulnerabilidad, los viejos problemas no resueltos surgen inevitablemente de nuevo. No te molestes. De hecho, tienes la oportunidad de resolverlos finalmente y dar un suspiro de alivio.