Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Hoy no pidas nada… solo agradece

Cierro los ojos y junto mis manos porque agradezco que vivo.

Cada célula de mi cuerpo trabajando para que yo pueda expresar mi realidad. Cada órgano y partícula de mi ser diseñado para favorecer mi existencia.

Consciente de mi inhalación y mi exhalación causantes de mi respiración, de mi pulmones expandiéndose mientras inhalan la esencia de la vida.

Tantas cosas que no vemos pero que existen, aire que respiramos, energía que transmitimos y sentimientos con los que impactamos.

Tantos procesos internos y externos en nuestro cuerpo de los que no somos conscientes pero que nos mantienen acá, con vida.

No se trata de a quien a agradecer, sino de porque agradecer.

Existe tanto porque dar gracias y aún así preferimos lamentarnos por lo que nos hace falta. La magia está en la simplicidad de la vida

«Que tan maravilloso es saber que nuestra forma de ver la vida y de la existencia es única.. miles de mundos en las cabezas de todos nosotros y ninguno ve el universo igual.» A veces encontramos a alguien que comparte alguno que otro planeta o inclusive una galaxia entera.

Somos Creadores de nuestra propia realidad, llenando de estrellas y de planetas nuevos y diferentes con cada experiencia de nuestra vida, generando una vivencia única en este planeta a través de nuestra existencia. A veces es difícil crear, si limitamos nuestra visión. Viendo hacia arriba y dándonos cuenta, que cuando vemos las estrellas no somos nosotros quienes estamos viendo.

Es el universo entero viéndose así mismo en forma humana.

Escrito: Sebastian Loria Cortes