Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

La sombra del Chamán

La sombra del Chamán

“Es fácil descender al Infierno. Día y noche las puertas de la muerte oscura están ampliamente abiertas; pero volver a subir de nuevo, volver sobre los propios pasos al aire superior… ahí está el problema, la tarea”. Virgil.

¿Charlatán Santo? ¿Poeta Visionario? ¿Adivino? ¿Oráculo? ¿Puente entre los mundos? Hay muchas maneras de describir a los chamanes y el chamanismo que practican, pero básicamente el chamanismo es la más antigua espiritualidad y en su mayor parte no lo eliges, te elige a ti.

El chamanismo es el sello primordial del alma de la humanidad tocando la piedra angular del propósito humano. Los chamanes son vehículos psico-ecológicos del entramado espiritual. Ellos se dan cuenta de que todos somos expresiones únicas de la misma energía en todas partes. Pero también se dan cuenta de que muy pocos de nosotros somos realmente conscientes de ese hecho. Y aún menos somos capaces de hacer algo al respecto.

Como tal, los chamanes son expresiones únicas de la condición humana, conscientes de su conexión con todas las cosas y han adquirido métodos misteriosos para hacer algo al respecto.

Aunque es una forma profundamente poderosa de la espiritualidad, no debe tomarse a la ligera y necesariamente tomarlo con una ración saludable de humildad junto con un saludable sentido del más alto humor. Esto se debe a que el chamanismo es una espada de doble filo. El éxtasis de una parte corta la profundidad y puede ser realmente extático, pero la agonía en otros cortes laterales para el alma puede ser devastadoramente triste.

El dolor que proviene de tal conocimiento puede ser algo agobiante, sobre todo viniendo de una cultura que está colgada en el gozo de su propia ignorancia.

Como Wei Wu Wei dijo: «Con el fin de ser verdad efectiva debe penetrar como una flecha – y es probable que duela». La verdad duele, pero la verdad cósmica duele más que nada y los chamanes intiman con ese dolor.

Cinco razones encantadoras del chamanismo:

1 – SERÁS RECHAZADO POR AMIGOS Y FAMILIA

«¿Qué es lo que estás buscando? El cumplimiento de lo que es posible en cada uno de nosotros. Una búsqueda que no es un viaje del ego sino una aventura de poner en cumplimiento tu regalo al mundo, lo mismo que a ti mismo. No hay nada más importante que pueda ser cumplido. Te conviertes en un signo, en una señal transparente a la trascendencia, y de esta manera te encuentras, en vivo, convertido en una realización de tu propio mito personal. »
Joseph Campbell.

El Chamanismo coge tu destino por el cuello y no lo suelta, una vez que te abraza con su poder no hay vuelta atrás. La iniciación chamánica puede aparecer de forma espontánea, como una equivocación, o en un momento de mala suerte. Se puede llegar a través de super-serendipia (un hallazgo equivocado), como una casualidad,o un cruel giro del destino. Puede venir a través de una nueva vida o por muerte inesperada, o ambas. Puede provenir de otro chamán o incluso de una tormenta furiosa. No se sabe cuándo ni dónde va a suceder, pero cuando ocurre lo sabes. Líneas del universo como de un pescador divino donde tú eres el pez mágico atrapado en el gancho del tiempo primordial.

Pero el tipo de conocimiento adquirido es un conocimiento de hueso, una sabiduría ósea profunda, una comprensión del calibre del alma.

Esto, en formas pequeñas y grandes, puede causar estragos en el mundo hiperreal de la persona normal. Tales estragos son aterradores para la mayoría de la gente.

Su rehuir es un arma de doble filo: Considerado loco, insano y excéntrico por un lado, y arrogante, vanidoso e incluso egoísta por otro. Aunque ni siquiera entienden la naturaleza del egoísmo; como escribió Oscar Wilde, «El egoísmo no es vivir tu vida como desees. El egoísmo es pedir a otros que vivan como tú deseas”.

Porque entiendes que la sociedad misma es egoísta en sus fundamentos por exigirte vivir de la manera que la autoridad del poder desea. Y tu negativa a ser encasillado por el status quo es precisamente por lo que te desprecian.

Cualquier persona que tenga una vida o actitud artificial, no será capaz de soportarte, porque te has convertido en un ser natural. Ahora eres de la tierra. Has vuelto a descubrir tus raíces a través de la auto-observación y la auto-recreación. Tu misma presencia se convierte en un catalizador, eres una gran fermentación.

El inconsciente de cualquier persona que viva de manera artificial te sentirá como doblemente peligroso. Todo acerca de ti puede irritarlos, especialmente tu sentido del humor. Ellos sienten la naturaleza en ti y eso los hace cagarse de miedo. Pero no te desanimes, eres vitalmente necesario para armonizar este mundo en otra tonalidad.

2 – EL AMOR MISMO SE CONVIERTE EN UNA HABILIDAD DOLOROSA

«Si amas y tienes deseos, deja que tus deseos sean conocer el dolor de demasiada ternura, ser herido por tu propia comprensión del amor y sangrar voluntaria y alegremente. » Khalil Gibran.

Vivimos en un mundo lleno de víctimas que han sido víctimas de una cultura victimista. Las víctimas son víctimas precisamente porque tienen miedo. Una vez que dejas de tener miedo, que dejas de permitir que tus miedos te controlen y te haces íntimo con el mismo, allí dejas de ser víctima y te conviertes en guerrero. Los chamanes son guerreros espirituales por excelencia precisamente porque son sanadores del miedo. Ayudan a las personas a pasar de un estado de miedo y expectación a un estado superior de conciencia donde la imaginación es libre para re-imaginarse a sí mismo.

Como dijo Stephen Levine: «Sanar es tocar con amor lo que previamente había sido tocado con miedo”. Te das cuenta de que la valentía no es rechazo al miedo, sino intimidad con el miedo. Es en esa intimidad donde la curación se lleva a cabo. Ahí es donde las cenizas se pueden transformar en un Fénix. Al igual que Martin Luther King dijo, «La oscuridad no puede expulsar a la oscuridad; sólo la luz puede hacerlo. El odio no puede expulsar al odio; sólo el amor puede hacerlo».

El amor mismo es la herramienta del/la vidente, el instrumento principal del chamán. Del mismo modo que sólo el amor puede expulsar al odio, sólo el amor puede expulsar el miedo. Sólo la intimidad con el miedo puede transformar el miedo en coraje.

El inconveniente es que el sabor particular de esa intimidad es muy doloroso. Un amor que te desgarra el alma y luego lo vuelve a unir como un pegamento incondicional que mantiene la unidad de los contrarios.
Es un amor profundo, cósmico, un amor absoluto, pero que también deja a su practicante en un estado constante de dolor existencial que él/ella debe ser capaz de resolver en el aquí-y-ahora, aún sabiendo que esto en última instancia, en realidad nunca se resolverá.

La alegría del viaje está siempre aquí y ahora aunque nunca se alcance el objetivo del viaje, porque si hay sólo «alegría» no hay alegría en absoluto, la alegría es más bien una intimidad con el dolor, un goce primordial.

Joseph Campbell dijo «El esquizofrénico se está ahogando en las mismas aguas en las que el místico nada con deleite.»

3 – EXPERIMENTARÁS UNA SOLEDAD QUE TE APLASTARÁ EL ALMA

«La distinción entre pasado, presente y futuro es sólo una ilusión obstinadamente persistente.» -Albert Einstein.

Nunca subestimes el poder ignorante de la armadura del “Yo”. Se forma a sí mismo bajo la ingenua suposición de que las cosas están separadas. Está construido bajo la afirmación desesperada de mantener una identidad separada y te encierra hasta que todos tus poderes de percepción solo pueden «ver» a través de las rendijas estrechas de la caverna del todo- demasiado-humano.

La mayoría de nosotros crecemos en un mundo donde constantemente se está fabricando este tipo de armadura. Nos apegamos a ella y se va convirtiendo en una especie de piel hiperreal. Los chamanes rasgan esa piel apagada y eso duele. Pero tenemos que recordar que no es piel, es metal, es maquinal. No eres tú! Es una prisión disfrazada de ti.

Un chamán puede ayudarte con la apertura de la puerta de tu prisión, pero sólo tu puedes caminar a través de ella con el gusto de la libertad al otro lado. Pero, una advertencia justa: Va a doler como el infierno. Vas a experimentar uno de los dolores más debilitantes de la humanidad: la soledad.

Así es, tienes que sentirte perdido y solo, para sentir el verdadero tu como tú. Tú eres un microcosmos dentro de un macrocosmos, una pequeña cosa desesperada en un universo de otra manera tranquila, pero tú también eres un aspecto del universo. De pronto ya no puedes separar lo micro de lo macro, más que no se puede separar el ser humano de lo natura porque ambos son necesarios para poner el conjunto en su totalidad.

Esta es la gran lección de la soledad: Sólo cuando estás solo te das cuenta de que nunca estás solo. Como Nietzsche dijo: «El individuo siempre ha tenido que luchar para no ser abrumado por la tribu. Si lo intentas, estarás solo a menudo y a veces asustado. Pero ningún precio es demasiado alto a pagar por el privilegio de ser dueño de ti mismo «. Tal privilegio también es un arma de doble filo. Por un lado te va a liberar y por el otro te va a aplastar la soledad. No intentes resistir, la autocompasión es veneno para un chamán.

Como dijo Rumi: «Donde quiera que estés, sé el alma de ese lugar». Busca el centro de tu soledad y transfórmalo en interdependencia. La soledad no es más que la sombra de sí mismo. Abraza la sombra, baila con ella en el abismo y tú nunca vas a estar solo otra vez.

4 – SERÁS DESTRUIDO UNA Y OTRA VEZ ENTRE LOS MUNDOS

«El misterio más grande no es que hayamos sido arrojados al azar entre la profusión de la materia y las estrellas, sino que dentro de esta prisión podemos sacar de nosotros mismos imágenes lo suficientemente poderosas para negar nuestra nada.» André Malraux.

Tu alma se verá constantemente obligada a alimentarse de sí misma. Te enfrentarás a la muerte todos los días en el abismo. Tendrás que ser constantemente capaz de «morir» y renacer de tu propia energía. Al igual que Henry Miller dijo: «Tenemos que morir como egos y nacer de nuevo en el enjambre, no separado y auto-hipnotizado, pero individual y relacionados.»

Debes ser capaz de destruirte a ti mismo y luego reconstruirte. Esta es la danza chamánica en la frente del gran espíritu, la eterna danza del Divino Tercer Ojo: La extraña habilidad de nacer, morir y volver a nacer, una y otra vez, y en cada nueva vida, para convertirte en alguien con mayor capacidad de subsumir más cosmos que en la vida anterior. Más receptivo a estímulos a los que antes eras inconsciente. Esto se hace entre los mundos, en el oscuro inconsciente del alma. En el abismo de la condición humana, en resumen, en la muerte de su ego. Y tal vez nada duele más que la muerte del ego.

La muerte del ego no es tarea fácil. La muerte del ego es la muerte de la identidad, es la auto-aniquilación y conduce a la “noche oscura del alma”. Y si tienes la suerte (o mala suerte) suficiente como para tener múltiples muertes del ego en tu vida, cosecharás las “recompensas” de tener múltiples noches oscuras del alma también.

Y por si todo esto no fuera suficiente, también experimentarás la muerte del ego de los demás, y la noche oscura de su alma suele resultar aún más insoportable que la tuya. De hecho, cuanto más veces tu alma se ve obligada a comer de sí, más veces tu ego muere y renace de nuevo, y más interdependiente será tu conexión con las experiencias de los demás. Esto también es un arma de doble filo, pero cuanto más nítida sea la espada más suave será la muerte del ego y más fácil se hará con la práctica. De hecho, el “masoquismo” existencial se convierte en una forma de arte en este nivel, y ofrece la plataforma perfecta para que una especia de meta-empatía emerja.

5 – EXPERIMENTRARÁS LA META-EMPATÍA DEL DESGARRO DEL ALMA

«La conciencia indiferenciada, cuando se diferencia, se convierte en el mundo». -Vedanta.

Los chamanes no son ni científicos ni sacerdotes, son artistas. Técnicos de lo Sagrado, inmersos en el tapiz numinoso del cosmos. Un aspecto vital de ese tapiz es la condición humana, y cuando se trata de la condición humana, el arte del/la chamán brilla como el oro en tiempos oscuros.

El secreto de su arte es a la vez muy simple y muy difícil: el desapego sano. Es muy sencillo, porque todo lo que tienes que hacer es darte cuenta de que todo está conectado y que todas las cosas están en una constante danza de cambio e interdependencia. Es difícil porque tu imaginas que tienes un sentido estático de ti mismo (ego), que parece estar en desacuerdo con tu sentido dinámico de conexión (alma). Esto no está reñido en absoluto. Tu ego es una herramienta tanto como tu alma lo es, simplemente tienes que dejar ir lo que tú piensas que tu ego quiere con el fin de hacer posible lo que se propone tu alma. Esto requiere desgarres en el corazón, requiere tu corazón tan abierto que el universo no tiene otro remedio que entrar. Un corazón desgarrado es igual a un alma despierta. Y es allí entonces cuando comienza el proceso chamánico real.

Ese desgarre nos abre al gran conocimiento oculto dentro de la naturaleza del dolor y también nos enseña el desapego. El desgarro del alma es el desapego en el momento. Si estás verdaderamente desapegado, el cuerpo espíritu- mente se convierte en una herramienta poderosa para la visión clara. El desapego otorga una visión existencial, una meta-empatía. Debes ser capaz de actuar con compasión pero sin apego, con una compasión indiscriminada, desde un lugar de amor incondicional.

La experiencia chamánica implica una tremenda auto-disciplina y la voluntad de centrarse aún cuando tal enfoque sea doloroso. Y es doloroso. Con esta capacidad nos movemos a las profundidades del estado emocional de otra persona y podemos «ver» el mundo desde su punto de vista y entender lo que hace que sea sano o no. Cuando no son saludables, lo sientes. Y en un mundo donde la mayoría de la gente no son saludables, tú te conviertes en la personificación caminante del dolor. De hecho, la meta-empatía incluso se convierte en ecológica. Se siente profundamente la insalubridad del sistema que no funciona y la desconexión dolorosa entre la madre naturaleza y el alma humana.

Al final, el trabajo de los chamanes es sacudir a la gente de los estados ordinarios y habituales de la mente y volver a despertar facultades latentes. Esto puede ser una experiencia del alma temblando de un dolor que rompe el mundo, pero hay una vasta reserva de conocimiento en ese dolor. Los chamanes son los que lo buscan con imaginación y valentía transformándolo en alma, en arte y en nuevos conocimientos.

A través de actos cotidianos con voluntad de revelar formas simbólicas para trascender la oscuridad de la condición humana, los chamanes son la personificación de ser el cambio que desean ver en el mundo. Ellos son libres de triunfar sobre el terror. Ya no están interesados en la pequeña “búsqueda de significado”, prefieren el poder que proviene de su creación.

Gary ‘z’ McGee, traducido por Carlos Solrac.