Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Angeles en la Tierra

Angeles en la Tierra

CUANDO LOS ANGELES TOCAN NUESTRAS ALMAS …

Cuando hablamos de ángeles, lo primero que nos viene a la mente son esos seres celestiales, con grandes alas blancas y con bellas espadas doradas, pero no siempre todos los ángeles que vienen a nuestro socorro tienen alas.

Muchas veces ni siquiera percibimos que algunos de estos ángeles están a nuestro alrededor, ayudándonos en varios momentos de nuestras vidas cuando más lo necesitamos.

Son tranquilos, pacientes y demuestran gran compasión con sus hermanos en momentos de angustia y tristeza. Hablan tranquilamente y siempre consiguen con sus palabras y cariño, calmar hasta a la más afligida de las almas. Son buenos oyentes y excelentes empáticos, dan consejos como nadie. Conocen nuestras vidas como si viviesen con nosotros, de hace mucho tiempo atrás y por más que estemos enojados, nos pueden calmar sólo con pocas palabras.

Son estos seres angelicales, que viven a nuestro alrededor, sin alas, terrestres y aparentemente humanos como nosotros, pero sus almas son angelicales. Son seres envueltos de luz y compasión por el prójimo, sin querer nada a cambio. Aman incondicionalmente a aquellos que le solicitan socorro. Enseñan con palabras y actitudes. Están siempre dispuestos y nunca dicen no a una petición de ayuda. Son leales y tienen un enorme sentido de justicia, un alma generosa tanto con los humanos como con los animales. Poco hablan de sí mismos, siempre están cuidando a alguien más. Estos ángeles siempre están vibrando en el amor. Su presencia es más fácilmente percibida por los niños y los animales, pues éstos logran ver y sentir más fácilmente la gran luz que los envuelve.

Son capaces de arriesgar la propia vida en casos graves y normalmente son queridos por todos. Son los responsables de sus familias, son los que administran los conflictos entre sus familiares y amigos siendo imparcial con ambas partes. Adoran a los animales y aman la naturaleza, viviendo en armonía con el todo y con todos.

Son esos seres que tocan nuestras almas, que nos transforman con sus actitudes benevolentes, sin nunca cobrar algo a cambio. 

¡Son ellos que con sus simples actitudes expanden amor y curan nuestras bajas emociones, alterando para siempre nuestra esencia!

¿Cuántos de estos seres conoces y tienes en tu vida? en forma de un abuelo o abuela, de aquel y aquella amiga(o) que siempre está ahí para ti o quizás de aquel(ella) desconocido(a) que te ayudo de la manera mas inesperada y de quien no volviste a saber jamás, en fin… Gracias por tod@s esos ángeles terrenales. ¡Bendiciones!