Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

ÁNGEL HUMANO

Cuando ya no te inquiete lo que pase contigo…
Cuando te quede claro que esta vida es un juego…
Cuando a aquel que te agravia no lo veas enemigo…
Cuando ya no le busques distracciones al ego…

Cuando por igual trates al triunfo y la derrota…
Y entiendas que las cosas no son lo que aparentan…
Cuando igualmente aprecies la flor que no se nota…
Y los bellos jardines que a veces se presentan…

Cuando mires al mundo lleno de compasión
por aquellos hermanos que han elegido el drama…
pero a la vez comprendas, que al abrirse el telón
son solamente actores de una infinita trama…


Cuando ya no te tomes ninguna cosa en serio…
Cuando no te interese ni ser juez … ni ser parte…
Cuando poses tus ojos de lleno en el misterio,
¡y sientas que no hay nada que pueda lastimarte…!

Y ya no te preocupe abandonar tu traje
con ese desapego del que a nada se aferra…
¡celebrare tu vida, compañero de viaje…! ,
Bendito Ángel Humano caminando la Tierra…!

Autor: Jorge Oyhanarte


 

 21 Señales de que puedes ser un ángel en la tierra:

 

  •  Experimentaste un despertar muy temprano y quizás siempre te atrajeron la naturaleza, las criaturas míticas y el significado de la vida.
  • Pareces más sabio independientemente de tus años y, a menudo, la gente te dice que se siente muy bien tu energía.
  • Incluso los extraños tienden a desahogarte con sus problemas y frustraciones y te deleitas en poder ayudarlos.
  • No te sientes llamado a hacer nada, de hecho, a veces puedes tener dificultades para sentirte a tierra y encontrar tu propósito.

 

Lectura recomendada: 5 Signos de tu conexión con la divinidad.

  • Te interesa la filosofía, los métodos alternativos de curación y lo metafísico.
  • Tienes una personalidad intensa y profunda y no tienes miedo de ir más allá de tu psique y en la de otros para encontrar la verdad.
  •  Puedes sentir una lucha constante para alinearte con el mundo físico, esto puede manifestarse como una lucha para lidiar con los límites y tu ego.
  • Las relaciones pueden ser difíciles de manejar ya que puedes sentirte atraído por parejas abusivas o personas con problemas emocionales profundos.

 

  •  Es muy probable que no te sientas cómodo con tu cuerpo físico, especialmente tus pies. Como ángel, tienes problemas para mantenerte en tierra.
  •  Es posible que no sientas la necesidad de «establecerte», casarte, buscar pareja o tener hijos
  • No eres tan bueno con las responsabilidades de gestión, el tiempo o los límites.
  •  Eres muy intuitivo y, a menudo, prevés eventos antes de que ocurran. También estás muy en sintonía con las necesidades de los demás.

 

Lectura recomendada: 6 Sencillas maneras de conectar con tus ángeles.

  • Estás extremadamente conectado a las señales divinas y lo has estado desde que puedes recordar.
  • Te sientes protector de los niños, la naturaleza y otros seres vulnerables; Estos seres suelen ser muy apegados a ti.
  •  Sus emociones se sienten profundas y pesadas y fluctúan de positivas a negativas; Tienes una comprensión tanto de la luz como de las emociones oscuras.
  •  A menudo te da «la parálisis del sueño» o tener mensajes en sueños o sueños vívidos, sueños lúcidos o proyecciones astrales.

 

  •  Tienes una comprensión innata del potencial y la magia del Universo.
  •  Tu vida suele sufrir muchos cambios radicales y es posible que se mueva mucho.
  •  Te encuentras flotando o moviéndote abruptamente de una cosa a otra a medida que te sientes guiado o inspirado para hacerlo.
  •  Es posible que no tengas estabilidad, pero tus necesidades básicas, como dinero, vivienda, comida, etc., parecen ser siempre atendidas.
  • Sientes un gran anhelo de volver a casa.

 

Todos estamos aquí para ayudar a los demás y a nosotros mismos a evolucionar hacia un estado superior de conciencia y amor universal, sin importar si somos un ángel terrenal o no.

Lectura recomendada: 21 Síntomas del Despertar Espiritual

Lo sorprendente de tu presencia aquí ahora, es que estás ayudando a toda la humanidad con solo estar aquí.

Pero, por supuesto, lo que sabes es que hay mucho más para tu propósito y mucho más que puedes hacer. En resumen, tu papel es muy simple. Usa tus dones para ayudar a otros y elevar la vibración colectiva de la humanidad. Simple, pero crucial.