Saltar al contenido

La sabiduría de las Plumas

La sabiduría de las Plumas

Los antiguos sabios dicen que las plumas nos dan las cualidades de la ave que representan y que pueden ser utilizadas para sanación y auto-conocimiento, tanto como receptoras de energia y como emisoras de la misma.

“Llamamos a todos aquellos que han vivido en esta tierra, a nuestros ancestros y a nuestros amigos, a aquellos que han soñado un futuro mejor para las nuevas generaciones y de cuyas vidas, están construidas nuestras vidas, dándoles gracias les pedimos que nos enseñen y nos muestren el camino”.

Invocación Chinook

Las plumas del Águila representan el desdoblamiento y la visión fuera de tu cuerpo para hacer viajes astrales y la visión del águila representa el ver con la visión de un curandero.

Las plumas del Colibrí representan el amor y la pasión,
son la fuerza de voluntad.

Las plumas del Gallo representan la fuerza de lograr lo que uno desea, la tenacidad.

Las plumas de Pavoreal representan el tercer ojo, la visión del dios, también se dice que la pluma del pavorreal ayuda a limpiar el aura de las personas que tienen baja autoestima, que se sienten feas o poca cosa, ya que les otorga la belleza de esta ave.

Las plumas del Faisán blanco representan la dualidad, el femenino y el masculino, lo blanco y lo negro, el ying y el yang.

Las plumas del Búho representan la sabiduría, la visión en la oscuridad, la visión nocturna, todo aquello que ante nuestros ojos no es visible, la savia oculta.

Las plumas de la Guacamaya representan el canto florido, la expresión y el poder a través de la palabra.

Dicen de las plumas, que la punta representa nuestra adultez, sus flecos representan los días de nuestras vidas y las elecciones que hacemos, la pelusa en la parte inferior representa nuestra infancia y nuestro comienzo, la parte media que la une a la ave, es nuestra fuerza interior y el sendero en el que caminamos. La pluma va dividida en dos partes, hombre y mujer, el bien y el mal, lo que es cierto e incierto …

Cuando llega una pluma a tus manos, tómala como un regalo, como un mensaje importante. ¡Ha llegado la hora de escuchar la sabiduría de las plumas!

Aho!!