Saltar al contenido

4 cosas que tu niño interior necesita escuchar de ti

4 cosas que tu niño interior necesita escuchar de ti

Lo que tu niño(a) interior necesita escuchar de ti…

El grito que escuchamos desde el fondo de nuestros corazones, proviene del niño herido que está dentro. Curar el dolor de este niño interno transformará las emociones negativas. Thich Nhat Hanh

Muchos de nosotros hemos pasado más de 20 años sin comunicarnos con nuestro(a) niño(a) interior. Este(a) niño(a) herido(a) puede estar asustado(a), enojado(a) y para algunos puede sentir que «ni siquiera está allí», pero créame cuando digo que ese niño/niña interior está allí y está esperando por ser visto(a) y amado(a).

Te invitamos a que te regales 5 minutos diarios y empieces a comunicarte con tu niño(a) interior, puedes hacerlo mediante la practica del Ho´oponopono. Ahora es el momento de soltar las voces de nuestro interior y permitirse ser sanado para recuperar la grandeza que posee como adulto.

Estas son 4 cosas que tu niño(a) interior necesita escuchar de ti

Puedes escuchar esta canción para que te ayude a expresarte con tu niña(o) interior: Ho´oponopono

1. Lo siento. Aquí puedes simplemente expresar «lo siento» o puede agregar a esta declaración lo que sea que sientas en el momento. Por ejemplo, «Lo siento, por que en el pasado, te dejé solo». Me alejé de ti. Ahora voy a abrazarte» o «Lo siento, no mereces ser lastimado, de ninguna manera. No hiciste nada mal. Eres bueno, merecedor y digno de amor «.

«Lamento no haberte escuchado. Estoy haciendo lo mejor que puedo y sé que tú también. Y lamento que esa persona te haya hecho sentir mal. Nadie debería tener el derecho de hacer eso. Lo siento, te amo.»

2. Por favor, perdóname : Es posible que deseemos decirle a nuestro niño(a)


interior: «Te perdono por cualquier cosa que sientas que pudiste haber hecho, pero eres perfectamente imperfecto, y sé que hiciste lo mejor que pudiste». Incluso cuando cometes errores no estás haciendo nada malo. No hay nada malo contigo. «Por favor, perdóname, he estado tan ocupado. Te he descuidado, pero ahora he aprendido una manera de volver contigo «.

3. Te amo : Esta puede ser la declaración más poderosa que le puedas decir a tu niño interior. Ese niño herido ha estado pacientemente esperando volver a ser amado por usted. Puedes decir solamente «Te amo» y agregar algo extra como «Te amo, te escucho, te entiendo». Trabajaremos a través de eso. Vas a estar bien.»

«Te escucho. Sé que estás pasando por cosas y me preocupo mucho por ti. Te estoy escuchando. Siempre puedes venir a mí, pase lo que pase. Quiero saber cómo te sientes y estoy aquí para ti cada vez que me necesites.

4. Gracias . Es importante que nos tomemos el tiempo para agradecerle a nuestro niño interior por mantenerse en pie aún a pesar de todo lo que él o ella ha experimentado. Podemos dar gracias a nuestro niño interior por nunca darse por vencido, y por tratar de mantenernos a salvo y protegidos de sufrir de nuevo. No juzguemos a nuestro niño interior, sino intenta mostrarle tu gratitud y compasión: «Gracias por protegerme, hiciste lo mejor que pudiste».

“Gracias por ser una parte tan increíble de mi vida. Eres lo más importante para mí, y me encanta todo de ti. Sin ti estaría más que solo. Tu ayudas a darle a mi vida significado, propósito y alguien a quien amar, sin importar nada. Sin ti estaría perdido. Te quiero mucho. Gracias, gracias, gracias.»

Vuelve y cuídate. Haz este ejercicio cuantas veces sea necesario. El niño herido en ti te necesita. Tu sufrimiento necesita que lo reconozcas. Es momento de ir a casa y estar con el. ¡Bendiciones!…..