Saltar al contenido

Ho’oponopono

Ho'oponopono

Si te gustó comparte!

Ho’oponopono

 es un proceso de curación interior de origen hawaiano, que nos permite ver dentro de nosotros mismos y tomar las riendas de nuestra vida.

 

El Ho´oponopono es una técnica de amor, para tomar responsabilidad de nuestros actos y llevarnos al camino de la auto-sanación. Para que la Divinidad pueda ayudarnos a limpiar nuestras memorias guardadas en el subconsciente y en nuestro ADN, necesitamos acceder a ese amor dentro nosotros.

Ho’oponopono es una técnica de sanación Hawaiano creado por los Kahunas, donde todos los miembros de una familia se reunían junto con un mediador elegido por ellos y se pedían perdón unos a otros para la curación de la familia.

 

La Histora detrás del Ho´oponopono

La madre de Morrnah Simeona (quien trajo estas enseñanzas a Occidente) era una Kahuna, que usaba cantos y palabras para curar. Morrnah Simeona fue formada y rodeada por esa tradición de sanación. Morrnah, que era masajista y curaba con las manos, practicaba  Ho’oponopono en silencio con ellos, poco a poco fue identificando los beneficios en las personas que llegaban hasta ella , incluso sin tener que reunir a la familia. Entonces, a los 63 años desarrolló una nueva forma de practicar el Ho’oponopono, modificando el proceso original, creando Ho’oponopono como identidad propia, donde de forma simple pronunciamos las cuatro frases:

  • Lo siento mucho
  • Por favor, perdóname
  • Yo te amo
  • Gracias

“Lo siento, perdón, gracias, te amo”  Ho´oponopono

 

Para que sirve el Ho´oponopono

Cada vez que pronunciamos estas frases, cambiamos nuestra vibración, logramos acceder a nuestro subconsciente y conectar con nuestro amor propio, que es nuestra similitud con la Divinidad. De esa forma la Divinidad logra “entrar” en nuestras memorias para purificar, limpiar y liberar aquellas que estamos listos para trascender.

Con el tiempo, practicando esta técnica, los patrones en el subconsciente se disuelven, recuperamos equilibrio y armonía. Como seres humanos estamos sobrecargados por nuestros pasados ​​y todo lo que vivimos se quedan en nuestras memorias, pero son las emociones que están ligadas a esas memorias las que nos afectan en el presente, en el ahora. El subconsciente asocia una acción o una persona con algo que nos ocurrió en el pasado, activando así las emociones, que nos producen estrés y los síntomas de malestar. El Ho’oponopono nos ayuda a apagar, limpiar y borrar esa memoria, restaurando la luz que llevamos dentro, para alcanzar la paz con nosotros mismos, nuestras familias y quienes nos rodean

 

Como utilizar el Ho´oponopono


Lo siento mucho

Por cualquier cosa que nos esté sucediendo. Decimos esto para reconocer que algo, sin que muchas veces sepamos lo que es, entró en nuestro sistema cuerpo/mente. Nos devuelve la Unidad con nosotros mismos.


Por favor, perdóname

Por cualquier transgresión consciente o inconsciente del pasado o del presente de mi parte y de mis antepasados. Aquí no estamos pidiendo al Ser Divino que nos perdone. Estamos pidiendo que nos ayude a perdonarnos a nosotros mismo. El sonido del perdón desata lazos, libera historias …


Gracias

Al expresar nuestra  gratitud, estamos demostrando confianza de que la cuestión será resuelta para el bien mayor de todos los involucrados. Todas las células de nuestro cuerpo se movilizan convirtiendo nuestro ser en luz.


Yo te amo

Es el sonido más sanador del universo. Transmuta la energía estancada. Nos coloca en un estado de amor puro e incondicional.

 

Al tener consciencia plena de lo que estas palabras provocan en ti y en todas tus relaciones, te permitirá comenzar a cambiar tus pensamientos, tus sonidos y silencios, así como tus reacciones hacia los demás.

 

Esta es  la “oración de la Paz”, “oración del Yo”, de Morrnah Nalamaku Simeona: “Mi Paz “Yo” te daré, Mi Paz “Yo” dejo contigo, Ha’awi aku wau I ku’u Maluhia ia oe, waiho aku wau I ku’u Maluhia me oeNo es la Paz del mundo, sino, sólo Mi Paz, la Paz del yo. A’ole ka Maluhia el ke al aka, ka’u Maluhia wale no, Ka Maluhia el ka “I”.

Si te gustó comparte!

shares