Saltar al contenido

4 maneras de conectarte con tus espíritus guías

4 maneras de conectarte con tus espiritus guias

Cada uno de nosotros tenemos un grupo de espíritus guías a nuestro alrededor, siempre listos para apoyarnos en todo momento que necesitamos.
Sin embargo, ellos sólo pueden actuar a nuestro favor cuando se los permitimos.

Los guías espirituales son elegidos intencionalmente para cada persona

y su misión es ayudarnos y guiarnos por el sendero que ha sido hecho para nosotros. Por lo tanto, al desarrollar el hábito de conexión con estos seres, nos predisponemos a vivir de forma iluminada y auténtica a nuestro verdadero propósito de vida.
A continuación te presentamos 4 maneras de crear una conexión con tus espíritus guías:

Pedir de su ayuda

Nuestros espíritus guía pueden ayudarnos con ·literalmente· todo en nuestras vidas, desde cosas simples, como encontrar un lugar para estacionarnos, hasta con la misión de encontrar una relación verdadera. No hay pedidos simples o complicados. Pero como se dijo anteriormente, sólo pueden ayudarnos cuando lo pedimos y/o se los permitimos, de lo contrario estarían rompiendo nuestro derecho al libre albedrío.

Despojarnos de expectativas

Cuando nos centramos en cómo nuestros guías deben ser: su apariencia, habilidades, edad, personalidad, quedamos limitados a un pensamiento mundano y disfuncional. Sin embargo, cuando liberamos las expectativas de cómo deben ser y qué o cuál experiencia nos deben proporcionar. Empezaremos a profundizamos nuestra relación con ellos y nos abriremos para absorber lecciones de vida transformadoras que nos presentarán.

Meditar para conectarnos con ellos

La meditación es una gran forma de entrar en contacto con nuestros guías espirituales, porque durante esta práctica, nos volvemos más abiertos y conectados al mundo espiritual, y por consecuencia más propicios a absorber sus mensajes para nosotros.

Establece una señal

Para recibir señales de sus guías, primero, es importante elegir un objeto que simbolizará la comunicación entre ustedes. Puede ser cualquier cosa, desde un número hasta una pluma. Después de haber elegido el objeto, ponte atento al ambiente y comprueba si llega la señal que has establecido. Si llega, sabrás que está siendo escuchado y atendido por sus guías.