Saltar al contenido

Ritual Hawaiiano de liberación energética

Si te gustó comparte!

Ritual Hawaiiano de liberación energética

La regla de las tres “S” Suelta, Sonríe y Siente

El pueblo hawaiiano posee una sabiduría ancestral, que se ha ido extendiendo de generación en generación.  La regla de las tres “S” es una sencilla, pero GRANDIOSA lección para soltar todo aquello que nos detienes en nuestro sendero.

La Historia

Se dice cuando acumulamos sentimientos negativos en nuestro interior, podemos llegar a quedar enfermos. Para evitar ese dolor emocional, que puede conducir a producirnos pobres condiciones de salud, los nativos de Hawaii desarrollaron un ritual propio. De acuerdo con los hawaianos, es esencial aprender a dejar ir de las cosas que no nos impulsan hacia adelante, aprender también a desarrollar y liberar nuestro verdadero potencial, para poder ver el mundo con más esperanza y optimismo.

En el pasado, cuando algún miembro de la comunidad del pueblo hawaiiano experimentaba un mal momento, la comunidad se reunía y llevaban a cabo la regla de las tres “S”.

A continuación les presentamos la regla de las tres “S” de los Hawaiianos

 

#1 SUELTA

Empezaban por la tradición de las bolsas negras y que funciona de la siguiente manera: cuando algún miembro de la comunidad está pasando por un momento difícil en la vida, el grupo se reúne y esa persona puede hablar en voz alta de todo aquello que le preocupa. Cada una de estas cosas es simbolizada por una piedra, que se coloca dentro de una bolsa negra. Después del final del ritual, la bolsa con piedras es enterrada y sólo es rescatada cuando esa persona realiza la regla de las tres “s” , y el siguiente paso es simbolizar la liberación y destrucción de esa bolsa negra. La persona que está participando en este ritual, necesita hacer una limpieza emocional interna, para que pueda eliminar los sentimientos negativos, que nos mantienen atrapados y con baja energía.

 

#2 SONRÍE

Después de la etapa de las bolsas negras viene el segundo paso que es: sonreír. Esta es una etapa que puede parecer simple, pero, en la práctica, es desafiante. Al final, luego de liberarnos de algunas cosas, por más negativas que sean, podemos sentirnos vacíos. Sin embargo, lo único que puede llenar nuestro vacío es la sonrisa y la felicidad. Necesitamos esforzarnos para encontrar motivos para sonreír y recomenzar una vez más.

 

#3 SIENTE

Cuando hacemos una limpieza emocional profunda y aprendemos a encontrar motivos para sonreír nuevamente, podemos finalmente encontrar la libertad y sentirla en nuestros corazones. La libertad es transformadora y sólo puede ser conquistada cuando nos liberamos de todas las “bolsas negras” que ocupan nuestras mentes y nuestros corazones. Sentir la libertad de hacer nuestras propias elecciones, de confiar en nosotros mismo y vivir en el momento presente, aprovechando todas las oportunidades que se nos presentan.

 

Parte final del ritual

Cuando la persona que comenzó en el primer paso llega hasta el final, la comunidad se reúne nuevamente para liberarlo por fin de su bolsa negra, que contiene todos sus dolores, miedos y bloqueos. Este es un ritual muy poderoso, que permite que la persona crezca y se vuelva más preparada para vivir con plenitud. Puede ser una buena alternativa para buscar nuestra evolución espiritual. No necesitamos seguir todos los pasos del ritual al pie de la letra, pero si queremos hacer un cambio radical en nuestras vidas, es importante incorporar estas tres “S” en nuestras vidas, para que pueda liberarnos de cargas energéticas.

¡Bendiciones! y a aplicar las tres “S”

Ho'oponopono

Ho’oponopono

Si te gustó comparte!

shares