Saltar al contenido

21 Señales de que has nacido para ser un sanador espiritual

21 Señales de que has nacido para ser un sanador espiritual

21 Señales de que has nacido para ser un sanador espiritual

“Un verdadero sanador es el que se cura primero para que otros puedan beneficiarse de su propia curación”.
– Hong Curley

 

En el fondo, todos tenemos la capacidad de curarnos a nosotros mismos y nutrir a los demás. El espíritu, la energía, el pensamiento, la intención, una práctica hábil y “creer en ti mismo” están disponibles para todas las personas. Sin embargo, como expresiones individuales de la fuerza vital, todos tenemos caminos diferentes y no todos nos sentimos llamados a las prácticas de curación.

Para aquellos de nosotros que nos sentimos “llamados” a la curación espiritual, a menudo nos encontramos con algún tipo de resistencia, ya sea de nuestros amigos, miembros de nuestra familia o nuestra cultura. Esto se debe a que la sanación espiritual puede ser mal vista como una práctica de brujos, charlatanes, que no está científicamente sustentada, etc. etc.

Desafortunadamente, esto ha llevado a un gran porcentaje de nosotros (especialmente en las sociedades occidentales) a perder el contacto con las formas tradicionales de curación. A muy pocos de nosotros nos criaron alrededor de chamanes, curanderos o curanderas que podían transmitir conocimientos antiguos y prácticas de curación holística. En cambio, como niños nos llevaron con el pediatra, con los médicos de cabecera familiares, que nos recetaron medicamentos de todo tipo. Y aunque estos medicamentos fueron útiles y ayudaron a reparar ciertas partes de nosotros, nunca nos ayudaron a sanar del todo nuestro organismo con sus múltiples capas.

Sin embargo, a pesar de la forma en que te criaron, es posible que aún sientas un fuerte impulso hacia la curación espiritual, incluso si “va en contra de todo” lo que te enseñaron.

Entonces, ¿eres un sanador espiritual? Vamos a averiguar.

 

21 señales de que eres un sanador espiritual

Si eres un sanador espiritual, lo sentirás en el fondo de tu ser.

De alguna manera desde la niñez siempre has tenido un don “diferente” , reflexivo, curioso, soñador y extremadamente sensible que podías jugar con energía, tener sueños precognitivos, ser hipersensible a los entornos físicos y emocionales que te rodeaban, etc.

Los curanderos espirituales vienen en muchas formas y tipos. Por ejemplo, algunos cumplen se papel de curanderos espiritual escribiendo, otras personas cumplen su vocación a través de la práctica de curación como el reiki, kinesiología, yoga, meditación, hipnoterapia, psicoterapia, herbolaria, acupuntura, etc. etc. y una amplia gama de otras prácticas.

Los curanderos espirituales son chamanes por derecho propio. Son personas que permiten que la energía del Espíritu fluya a través de ellos de una manera que guía, rejuvenece y empodera a otros.

El sanador espiritual es también un sanador herido . En otras palabras, al curarse a sí mismos, sanan a los demás. Este es el mejor tipo de educación disponible.

 

¿Eres un sanador espiritual? lee esta lista:

  1. Eres muy sensible a la energía.
  2. Sientes las emociones y dolencias físicas de otras personas como propias.
  3. Eres intuitivo y puedes leer a otros muy fácilmente.
  4. Has pasado por episodios de depresión existencial.
  5. Te has sentido como un marginado durante la mayor parte de tu vida por que piensas diferente a los demás.
  6. Te agobias en público fácilmente.
  7. Has luchado con ansiedad o pánico antes.
  8. Tú eres el pacificador natural entre las personas.
  9. Eres el confidente al que las personas acuden en momentos de necesidad.
  10. Te sientes agotado después de pasar demasiado tiempo alrededor de la gente
  11. Seres sensibles como los animales y los niños gravitan hacia ti.
  12. Piensas en tonos de gris en lugar de en blanco y negro.
  13. Eres muy consciente de la interconexión de la vida y la respetas profundamente. Puedes sentir, distinguir y alterar la energía dentro y fuera de ti mismo.
  14. Crees en la sincronicidad más que en las coincidencias.
  15. Tiene un historial de curanderos en la familia, por ejemplo, enfermeras, psicólogos, masajistas
  16. Ha experimentado un trauma importante en su vida, por ejemplo, la pérdida de su familia, una enfermedad potencialmente mortal, una experiencia cercana a la muerte, abuso físico / sexual / emocional, guerra, enfermedad mental.
  17. Has pasado por un despertar espiritual y has tenido numerosas experiencias místicas.
  18. Experimenta dolor crónico en su cuerpo o una enfermedad autoinmune (bloqueos energéticos).
  19. Tiendes a atraer a personas que necesitan “arreglos” pero a menudo quedan atrapadas en roles de sacrificio.
  20. Eres un oyente excelente y compasivo y otras personas tienden a “tirar” su equipaje emocional sobre usted para tratar con él.
  21. Te atraen naturalmente las profesiones de sanación que ayudan a otros a experimentar el equilibrio y la integridad.¿Con cuántos signos en esta lista podrías identificarte? Si crees que nos faltó alguno, solo comenta abajo y haznos llegar tu sugerencia!
“El poder de un curandero no proviene de ninguna habilidad especial, sino de mantener el coraje y la conciencia para encarnar y expresar el poder sanador universal que todo ser humano posee naturalmente”.
– Eric Micha’el Leventhal