Saltar al contenido

¿A dónde va nuestra alma cuando soñamos?

¿A dónde va nuestra alma cuando soñamos?

Para los nativos americanos, los sueños son un factor muy importante dentro de su cultura.
Desde niños, son enseñados a recordar sus sueños de la mejor manera posible, para que puedan usarlos como orientación y como una ventana a su propia mente.
Los sueños son increíblemente significativos para la cultura nativa americana, porque ellos creen que parte del alma deja el cuerpo cuando una persona hace la transición al mundo de los sueños.

Según los nativos, cada persona en la Tierra tiene tres almas, no sólo una.

La primera es el alma del ego, que se manifiesta como respiración.
Luego, está el cuerpo-alma, que da vida y energía a nuestro cuerpo cuando formamos parte del mundo de la vigilia.
Y finalmente, damos paso a el alma libre. El alma libre, de acuerdo con los nativos, es la que deja el cuerpo físico cuando soñamos.
Esta es la parte del alma que viaja a otras dimensiones, mientras que las otras dos se quedan con el cuerpo físico.

Lectura recomendada: El Cazador de Sueños, leyenda Lakota

El mundo de los sueños

Los nativos americanos creen que nuestras mentes no sueñan con la misma capacidad con la que pensamos. El cuerpo tampoco.
En vez de eso, el alma libre se desprende para recorrer todo un nuevo reino donde puede entrar en contacto con otras almas humanas. En este mundo, podemos hablar también con no humanos.
El mundo de los sueños existe exactamente como el mundo físico, y podemos aprender más sobre el otro, abriéndonos a las experiencias de ambos.

Un gran tema en la filosofía nativa incluye la comprensión de que toda la vida es un sueño gigante.

Para los nativos, el mundo de los sueños es tan importante como el mundo físico; ambos nos recuerdan la naturaleza impermanente de la vida.
Los espíritus y almas que guían a cada persona pueden comunicarse con nosotros en el mundo de los sueños, y muchas veces lo hacen a través de interacciones y eventos simbólicos.
Es durante nuestro estado de sueño que somos capaces de recibir y transmitir informaciones espirituales y psíquicas. Los nativos regularmente buscan sabiduría en sus sueños con la ayuda de los ancianos.
Los ancianos interpretan sus sueños y ofrecen consejos sobre lo que su guía espiritual está tratando de decirles, así como usamos terapeutas y otros profesionales médicos para ayudarnos a entender los problemas del mundo físico.

Lectura recomendada: Viaje Astral

Comprender los sueños de forma diferente

Es en los sueños que encontramos orientación y nos conectamos con el espíritu.
El mundo de los sueños es sólo otro plano de existencia para el cual nuestras almas viajan cuando dormimos, pero lo usamos para profundizar nuestros entendimientos de nosotros mismos para que podamos crecer.

Nuestros guías espirituales no pueden influenciar directamente el crecimiento de nuestras almas.

Entonces, es en el mundo de los sueños que ellos usan los simbolismos para comunicar sus mensajes de orientación que nos quieren enviar.

Si elegimos creer lo que los nativos creen, entonces no podemos negar la importancia de los sueños.
Debemos hacer todo lo posible para recordarlos y reflexionar sobre ellos, porque sirven a un propósito: “guiarnos a través de las dificultades del reino físico”.

Lectura recomendada: La Rueda de la Medicina