Saltar al contenido

MEDITACION PARA ALCANZAR EL SILENCIO INTERIOR

MEDITACION PARA ALCANZAR EL SILENCIO INTERIOR

Si te gustó comparte!

MEDITACION PARA ALCANZAR EL SILENCIO INTERIOR

 

Esta meditación se hace de preferencia con los ojos abiertos. Elige con antelación el tiempo que vas a disponer para la meditación. A los principiantes se les recomienda un tiempo corto: cinco minutos está bien.

Continúa así durante una semana, después de la cual aumentarás el tiempo, dos minutos cada vez y así sucesivamente cada semana, irás aumentando dos minutos en cada meditación… hasta llegar a un tiempo al que consideres cómodo para ti…

Si prefieres continuar con cinco minutos por más tiempo, está bien… puedes prolongarlo a otra semana más, o las que quieras. Lo importante es que el tiempo que definas para cada meditación lo cumplas y sin desesperanza.

Sigue estos pasos:

Busca un sitio acogedor… no se requiere total silencio.
Sientate cómodamente. Descruza Brazos y piernas. Pon la espalda recta.
Concéntrate en tu respiración. Respira lenta y suavemente.
Con cada respiración ve soltando una parte de tu cuerpo, puedes empezar por los pies, sigue subiendo por cada parte exterior hasta llegar a la cabeza. Sin dejar de lado los órganos internos.

Cuando ya estés en un estado de relajación… busca con la mirada un objeto en el suelo o cualquier punto en el cual fijar tu mirada (una vela puede ser de mucha utilidad también).
Baja lentamente la mirada, sin mover la cabeza, hasta casi cerrar los ojos pero sin hacerlo y fija tu mirada en el punto que has elegido antes.
Concentra tu mirada en ese punto y sigue concentrado en tu respiración (inhala y exhala).

Llegarán los pensamientos. No riñas con ellos, déjalos ir  y venir y solo velos pasar. Puedes observarlos como cosas que vienen y van. Si te das cuenta que te entretienes con algún pensamiento en particular… no te enojes…. ni te preocupes,  respira hondo y déjalo pasar.
De la misma manera… si notas algún ruido del exterior, como una voz, la música del vecino, las pisadas de las personas de afuera… etc  Aplica la misma técnica: Respira hondo y lo dejas pasar, no riñas porque no hay silencio absoluto. Solo concéntrate en la respiración.

Cuando termine tu tiempo de meditación… (puede poner una alarma suave o descargar alguna app de el internet) haz tres respiraciones profundas… mueve cada uno de los miembros de tu cuerpo como si los estuvieras desentumeciendo, estírate como si recién te levantaras… dale movilidad a tu cuerpo.

Es importante que realices la meditación a la misma hora todos los días, tómalo como una cita con tu ser interior. De preferencia una hora que te quede fácil programar para que no haya excusas. Inténtalo 5 minutos por 21 días …  y cuéntanos de tus cambios.

¡Bendiciones!    Si lo tuyo son las meditaciones guiadas, toma unos audífonos e intenta con alguna de estas meditaciones: MEDITACIONES GUIADAS

 

Si te gustó comparte!

shares