Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Los Animales místicos de cada signo

Los Animales místicos de cada signo

Los Animales místicos de cada signo

¿Que tan bien conoces a tu signo zodiacal? Probablemente hayas leído cientos de veces las características tanto positivas como negativas de tu signo zodiacal, pero te has preguntado ¿qué más hay?…

Pues bien, cada signo es representado por un animal místico basado en las características comunes de cada uno de ellos, aquí te ayudaremos a descubrir cuál es el tuyo.

Una clave importante en caso que no sepas exactamente que animal es del que estamos hablando en tu signo, solo pasa el cursor por el nombre del animal místico y si das click, podrás conocerlo en su totalidad a través de wikipedia.

 

Los Animales místicos de cada signo zodiacal

 

Aries = Fénix

Siendo este el primer signo del zodiaco, posee un comportamiento considerado fuerte y tiene como característica principal la determinación, pues logra todo lo que anhela. Los animales místicos de cada signo son muy importantes para su representación, y en ese caso es un Fénix, quien es asociado con la fuerza y la esperanza en unísono para obtener sabiduría para renacer de entre las cenizas.


Tauro = Minotauro

Los/as nativos de este signo son conocidos por ser luchadores, enfrentándose a cualquier obstáculo que la vida les presente y por no medir esfuerzos para lograr lo que desean. Además de ser pomposos, están íntimamente ligados a la familia. El animal místico para el taurino es el famoso Minotauro, por la gran semejanza de fuerza y ​​bravura.


Géminis = Hidra

Este signo regido por los gemelos, es considerado como alguien comunicativo, que gusta de agitar, cambiar y estar siempre aprendiendo cosas nuevas, no habituándose a una vida monótona. El ser místico que representa a los geminianos son las Hidras. Las Hidras de Lerna son animales míticos poderosos y que se regeneran con facilidad, adaptándose a las diversas dificultades que les presenta la vida.


Cáncer = Tritón

Los cancerianos son personas sentimentales, consideradas amigas de todos, que siempre están a su lado. Es representada por el perro en los animales terrestres, por su similaridad que hay entre los dos, siendo fieles, amorosos, compañeros y ligados a la familia y amigos. Los animales místicos de cada signo pueden ser bastante característicos, por eso, para cáncer será el Tritón, el mítico dios de los mares que representa la paz y calma las aguas, siendo muy fiel y amoroso y, por eso, está íntimamente ligado al signo de cancer.

Lectura recomendada: Las Habilidades Mágicas de los 12 signos del Zodiaco

 


Leo = Grifo

El signo de Leó es el quinto del zodiaco y sus nativos son personas exuberantes, vanidosas y que adoran una buena curtición, además de ser considerados extremadamente fieles. El animal místico que representa al León es el Grifo, un animal que es mitad águila y mitad león. Él es muy fuerte, poseedor de una fuerza descomunal, protector de los dioses, muy ligado a la riqueza y al oro.


Virgo = Simurg

Los nativos de Virgo son considerados como personas trabajadoras, organizadas y metódicas. A ellos les gusta seguir un ritmo cotidiano, son excesivos y saben disfrutar de la vida. El animal místico que lo representa es el Simurg, la criatura alada y de origen persa, pues es considerado un ave fuerte, ligada a la pureza y a la sabiduría.

Lectura recomendada: Qué dice tu signo Chino sobre ti

 


Libra = Pegaso

Los librianos son considerados en el zodiaco como personas de gustos refinados y gestos sencillos, que poseen una buena posición en la sociedad en que viven. Generalmente, aman el aire libre y la velocidad, por lo que entre los animales terrestres, los Guepardos se asocian muy bien a ellos. Pero, de los animales místicos de cada signo para estos nativos del equilibrio, su animal será el Pegaso, un caballo alado símbolo de la inmortalidad, es considerado el rey de los cielos, hermoso, exuberante e influyente.


Escorpión = Sleipnir

Las personas regidas por el signo de Escorpio son conocidas por su belleza y fuerza. Emocionales, pero extremadamente visionarias, siempre viendo más allá de lo que la visión permite, por eso jamás desisten de lo que anhelan. El animal místico que representa a los escorpiones es el Sleipnir, muy conocido en las leyendas nórdicas por ser el caballo de cuatro patas de Odín, que es considerado el más veloz del mundo.

Lectura recomendada: Descubre tu signo en el Horóscopo Egipcio

 


Sagitario = Centauro

Los sagitarianos son conocidos como personas extremadamente libres y que les gusta su independencia, además de aprovechar con placer de una buena aventura. En los animales místicos de cada signo, Sagitario sería el clásico Centauro, medio humano y caballo. Al final, ellos son seres fuertes, orgullosos y que poseen el don de la curación y de la profecía.


Capricornio = Fauno

Este signo es el décimo signo del zodiaco, las personas regidas por Capricornio son consideradas como retraídas, no les gusta la fiesta, ni los lugares con muchas personas, pues la interactividad social no es un gran don para los nacidos de este signo, pero, a su favor, son personas extremadamente inteligentes y confiables. Representados por el oso entre los animales terrestres. El animal místico que más encaja con el perfil del capricorno es el Fauno, un ser recluido entre las matas, extremadamente objetivo, calculista y siempre en busca de lo que quiere.

Lectura recomendada: Los 12 signos del zodiaco

 


Acuario = Sirenas

Los aguadores se consideran personas hábiles, rápidas e inteligentes. A ellos les gusta su libertad y los deportes, ya que son grandes personas para trabajar en equipo. Entre los animales místicos de cada signo, lo que está asociado al signo de Acuario son las Sirenas, por representar la libertad, por siempre estar en conjunto con sus semejantes y encantados a todos.


Piscis = Unicornio

Piscis es el último signo del zodiaco y sus nativos están íntimamente ligados al mundo místico. Son personas fuertes, pero que no dejan su pureza y sueño de lado. El animal místico que mejor representa a este ser, es el Unicornio, por siempre estar volcado al mundo de los sueños y pureza, pero aún así, ser seres fuertes y extremadamente inteligentes.