Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

El poder de las velas y el significado de sus colores

El poder de las Velas y el significado de sus colores

El Poder de las Velas

Independiente del la religión que profesas o el sendero espiritual que recorras, las velas siempre han sido un instrumento importante para ayudar en la materialización de las plegarias y oraciones. Cuando se enciende una vela haciendo un pedido o agradeciendo nos conectamos directamente con lo Divino y con nuestro Yo Superior, transformando ese momento en cambio y abriendo espacio para un abanico de posibilidades, ya que el fuego de las velas hacen que la concentración de energía se vuelva mayor.

Fuego y Aire

Una vela tiene dos elementos básicos que la sostienen, Fuego y Aire. El fuego es un elemento natural que siempre ha estado ligado a lo sagrado desde los inicios. Él abuelo fuego está cargado de simbología marcando momentos de renovación (fénix), purificación, depuración, destruyendo lo que no es necesario y cortando lo que no es deseado.

El fuego, desde que el hombre aprendió cómo encenderlo se convirtió en un concepto de poder, porque el hombre mismo pasó a sentirse el señor de la naturaleza, «el dueño de su vida».

Las velas por lo tanto sostienen el fuego y ambos pueden hacer que sucedan los milagros. Cuando está asociada a un color, el poder de concentración intensifica, facilitando la conexión, mejorando la energía, trayendo el astral que necesita para el momento.

Es por eso que las velas se encuentran en casi todas las religiones, adornando, acogiendo y simbolizando el altar de cada templo, ceremonia, ritual, etc. según sea el caso.

Las velas y los rituales

En el momento en que se hace un ritual casero, lo que realmente importa es: nuestra fe, independiente de la religión o creencia espiritual, al final todos le rendimos al mismo, estamos todos unidos por un solo amor y es ese amor universal de la creación que hace que la vida suceda en cada cuadrante de ese magnifico planeta, si mostramos nuestras intenciones y pedimos con el corazón lleno de amor, nuestra oración será bien recibida.

Para la utilización de las velas, siempre elige un lugar seguro, que no tenga cortinas, papeles, plástico o cualquier material que pueda provocar un incendio, asegúrate de que el lugar tiene oxigeno suficiente para alimentar nuestra vela, pero que este lo suficientemente protegido para que el viento no la apague. Si lo deseas, se puede montar un pequeño altar, (puedes ver aquí como), o simplemente usando un candelero o recipiente para encender y dejar arder nuestra vela.

Es importante siempre purificar nuestro espacio hacer una oración y/o agradecer antes de abrir nuestro canal de conexión, haz tu pedido con mucha fe, amor y este será atendido, al mirar la vela podrás darte cuenta.

Ahora si, hablemos de los colores de las velas, a que están asociadas y cuál es el mejor día de la semana para encender cada color:

El significado de los colores de las velas

Amarillo 

El Amarillo es el color de la energía mental, de las cosas materiales, de la realización, de quien busca brillo y reconocimiento en el mundo de la materia. Cuando enciendas la vela amarilla, para meditar, para una oración, para un pedido o para adornar el ambiente, tu te conectas con estos sentimientos y sensaciones. Lo ideal es usar una vela amarilla para pedir éxito en nuestras obras, realizaciones y cambios. Ella nos transmite fuerza y ​​luz para una decisión correcta, una acción acertada. También la vela en color amarillo esta asociada a pedidos de riqueza, posesiones, dinero y bienes materiales. Es un color mental asociado directamente a la conciencia, dando claridad a algo que está obscuro o incierto.

El mejor día para encender una vela amarilla es el domingo, se puede potenciar aún más su energía usando una prenda y comer algún alimento de ese color.


Azul

El Azul es el color de la serenidad, del cielo, quien espanta las energías negativas y trae armonía a los ambientes. Enciende una vela azul para relajarte y abrir los canales con la espiritualidad. Si se enciende en la habitación antes de dormir, puede tranquilizar el sueño y traer sueños proféticos. Es ideal para pedidos relacionados en nuestro trabajo y/o puesto actual, no para pedidos de empleo, porque también su energía se refiere a la honestidad y a la habilidad de cada uno en esta vida. Promueve una limpieza que trae transparencia a todas las situaciones. La vela azul estimula el autoconocimiento, al encenderla podemos meditar sobre la importancia de nuestra misión y del sentido de nuestra vida. Si traes alguna situación de conflicto donde crees que no puedes encontrar una salida, enciende una vela azul ella traerá claridad en cualquier área.

El mejor día para encender esta vela es el jueves, coloca una prenda azul y enciende un incienso de sándalo o ajenjo.


Naranja

El naranja es el color del optimismo, de la alegría, del entusiasmo, del sentido del humor. Trae consigo la vitalidad del amarillo con la impetuosidad del rojo. Una vela naranja llena el ambiente de energía creativa. Hay quien asegura que ese color aumenta el apetito sexual. Se utiliza para relajarse en las relaciones humanas facilitando la comunicación. La energía de la vela naranja busca la suerte y espanta: la tristeza, el miedo y la depresión. Es recomendable también encender esta vela para pedir éxito profesional y financiero. Y ya que esta vela activa la capacidad mental, favorece los estudios, siendo propicia para ser usada el día de algún examen importante de la escuela, facultad o concurso. Se utiliza en algunos casos para encontrar un empleo. Es la vela de la prosperidad, para ayudar a encontrar el camino para la realización de un ideal. Es poderosa y nos hace creer que realizar sueños es posible y como ya sabemos, creer es crear.

Enciende una vela anaranjada el martes, haz una oración con el corazón y siente la energía de tu entorno cambiar.


Verde

La esperanza y la salud son simbolizadas por el verde, cuando enciendes una vela de ese color es por que estas en busca de equilibrio natural. Ella trae esperanza que es una emoción que nos mantiene fuertes ante las adversidades de la vida. Además, la vela verde puede iluminar nuestra mente y traer renovación, regeneración, rejuvenecimiento y curación. Es muy útil cuando estás con la cabeza cansada y no sabes qué hacer, encender una vela verde para traer el equilibrio que te hace falta y ajustar las velas de tu barco. Una vela verde puede ayudarte a hacer una limpieza espiritual eliminando las energías negativas y también se puede encender para pedir por una unión. Ten claridad en tu comunicación con el Universo, porque muchas veces nuestro pedido no es atendido ya que quien pide no sabe bien lo que quiere, ¿entonces cómo esperas que lo Divino va a entender?.

Disfruta el viernes para encender una vela verde y empezar tu limpieza semanal, eliminando y bloqueando la negatividad.


Rojo

El rojo es el color que pone urgencia. Impetuoso, caliente, activo, el rojo es el color de la pasión, de fuertes sentimientos, de la acción, de la energía física. Se puede encender para canalizar pedidos relacionados con una intensa atracción física o para aumentar el poder de seducción. Para incentivar la determinación, autoconfianza y superar la depresión.  También puede estimular el coraje en ciertas situaciones donde el miedo ataca. Así como todos los excesos son malos, también excedernos con esta energía puede ser contraproducente, así que ten moderación para encender este color de vela, principalmente por que es un color de energía fuerte puede traernos un efecto contrario si se usa con exceso. Se recomienda para suavizar su intensidad, se puede encender velas en otros tonos, como el rosa por ejemplo.

Por simbolizar la urgencia la vela de color rojo puede ser encendida en cualquier momento, pero el día ideal para hacerlo son el miércoles.


Violeta

Este es el color de la espiritualidad y con ella no se puede jugar, encender una vela violeta posibilita una apertura al mundo espiritual. En ambientes donde hay discordia y donde se desea resolver alguna situación, es ideal que se encienda una vela violeta, ella tiene el poder de transmutar, y de transformar sentimientos, emociones y energías negativas en positivas. También se puede utilizar en rituales de purificación. Por atraer ternura y comodidad, ella puede bloquear o impedir sentimientos autodestructivos. Es ideal para artistas con bloqueo de creación, al encender una vela violeta estarás estimulando la creación y la imaginación, ayudandote a redefinir metas y establecer objetivos.

¡Aprovecha el fin de semana y enciende una vela violeta el sábado, monte un altar si sientes la necesidad y tienes la voluntad, haz tus plegarias y oraciones y espera con fe y confianza a que el mundo celestial concretice tus sueños!


Rosa

¡La vida es rosa y hermosa! ¡El amor incondicional, es rosa! Para quien busca un(a) compañero(a) ideal, un amor para casarse, etc. es recomendado que se encienda una vela rosa. Ella es el color del amor puro y fraterno, proporcionando ligereza, perdón, paz y amor. ¡Algunos la llaman de la vela de la felicidad!

El mejor día para encender la vela del amor es el viernes, bajo la influencia del planeta del amor (venus) puede ser que tus deseos de vivir un amor de verdad se concreten más rápidamente.


Marrón

La vela de color marrón atiende a pedidos relacionados con bienes inmuebles. Para comprar o «desatorar» algún pendiente se puede encender, haz tus pedidos y oraciones y aguarda los planes divinos que mejor convengan para el asunto en cuestión. El marrón atrae el poder de concentración, mejorando nuestra capacidad de poner atención a hechos importantes. El marrón es el color de la realidad y por eso ella nos pone de vuelta a la tierra, cuando nuestros pies vuelan en los devaneos y distracciones del día a día.

Se puede encender el miércoles pero es importante observar la luna, si es menguante, es mejor esperar a que cambiar de fase.


Negro y blanco

A pesar de no ser considerados colores como tal, sino su ausencia o conjunto de ellos, estas velas pueden ser simbolizadas para asuntos místicos y de ser necesario pueden ser utilizadas para ello.

El negro, al contrario de lo que muchas personas piensan, se usa para alejar la negatividad, el mal de ojo, la envidia. Una vela negra, usada con parsimonia, puede ser usada para abrir el canal del inconsciente y traer a nuestro consciente mensajes que quedaron grabados en el. También puede ser usada para cortar una situación que nos aflige o pedir el fin de la inercia o de la hiperactividad.

La vela blanca, simboliza la paz, la ligereza, la inocencia. Ellas son encendidas en rituales donde se busca la paz y en caso de duda sobre qué color encender, podemos usar la blanca, no tendrá el mismo potencial del color adecuado, pero ayudará en los efectos. Ella trae armonía al hogar, por eso si en el está habiendo mucha discusión, se recomienda que se encienda esa vela acompañada de una oración al ángel protector de la casa y de todos los moradores.

Ambas no tienen un día especial para que puedan ser encendidas, pero se recomienda que la negra sea encendida en la luna llena y la blanca no sea encendida en la luna nueva.


¿Cómo saber si nuestro pedido será atendido?

Practicantes y estudiosos de rituales con velas afirman que existe una comunicación única de la vela que encendemos y nosotros, aquí te presentamos las más usuales:

  • La Vela no enciende su luz: Puede tratarse de dos cosas: falta de concentración de la solicitud o el medio ambiente puede tener exceso de energía, por lo que puedes aprovechar a prender un incienso, decir una oración con más vigor y poner un poco de música suave.

  • La Llama se pone azul: La orden se puede cumplir, pero tardará un poco más, tener fácil.

  • La llama es amarilla: Está bien y reenviado, continúa con tu camino.

  • La llama se vuelve rojiza: Tu pedido ya está siendo atendido, ¡ten confianza!

  • La Vela tiene salpicaduras de parafina: está siendo expulsado algo de energía no deseada.

  • Una Vela que no se quema hasta el final: Vuelve a evaluar tu solicitud y a restablécela, puede que no sea justo o realmente eso lo que necesitas.

  • Llama brillante: Se trabajará! ¡Éxito puro!

  • La Flama va de arriba y abajo: La petición no está bien definida, o están confundidos acerca de la necesidad que tienes de este pedido. Tendrás que re evaluar tanto el pedido como la necesidad de él mismo.

  • A la Llama le salen chispas: Habrá algunos contratiempos antes de que pueda realizarse lo que has pedido.

  • Se ve un espiral de la llama: Cuidado, hay intereses en conflicto o alguien que pueda perturbarlos. Busca protección con oración y pensamientos positivos.

  • La Llama es muy delgada: Refuerza tu pedido.

  • La Llama es muy baja en intensidad: Esta vez no es el momento ideal para realizar tu pedido. Recarga tu energía y fuerza.

  • La Llama aumenta su brillo de repente, sugiere la presencia de una fuerte energía.

  • La Llama se apaga repentinamente sin que haya viento: Vas a recibir la ayuda, pero en el «inter» habrá un problema que tendrás que resolver.

  • La Llama se eleva súbitamente: Buen augurio, suerte y protección. Es momento de poner atención a las oportunidades.

  • La Vela se consume en su totalidad y sin dejar rastros: Tu petición será atendida en un corto período de tiempo. Vive a partir de ahora como si ya se hubiera realizado.

  • La Vela llora un montón (hay mucha parafina escurrida): Aún no estás lo suficientemente preparado. Dificultades en realizar tu pedido.

  • La Mecha (pavilo) se divide en dos: El pedido no se ha hecho con seguridad y decisión. Será mejor rehacerlo.

  • El pavilo tiene la punta brillante: ¡Suerte! Buena señal.

  • Al consumirse la mecha (pavilo) se queda con cera en su entorno: es preciso repetir la solicitud y crear nuevas oraciones.

  • Cuando se consume quedan las formas de cera como una escalera al lado:  si está pegado a la vela y se disuelven a su petición será concedida, sin embargo si está suelta, mejor intentarlo de nuevo.

Las velas realmente son fascinantes y pueden acceder al plano astral y espiritual fácilmente ayudándonos a aclarar ideas, a refrescar los problemas cotidianos e incluso a decorar un ambiente, ahora con todas estas instrucciones, tendrás más facilidad para realizar tus pedidos y objetivos y en el caso de usarlas como decoración, sabrás mejor como usar los colores y atraer la energía deseada para la reunión o la cena.

Lectura recomendada: Como utilizar el Feng Shui para tu hogar

Las velas pueden en sí cumplir un papel importante para simbolizar y atraer una apertura más grande a tus pedidos y oraciones, pero el papel principal está en ti, enfocado y basado en tus creencias y valores es como tus objetivos comenzarán a tener sentido para el Universo y para el Gran Espíritu!

¡Cree en tu poder, cree en ti y enciende tu vela!