Saltar al contenido

Una luz curativa

Una luz curativa

Un sencillo ritual si necesitas una luz curativa: enciende una vela.

Hay muchas personas en el mundo que tienen rituales nocturnos. Aunque algunos de esos rituales son simples y son bastante útiles. A continuación te compartimos un simple ritual si necesitas una luz curativa, el cual consiste en encender una vela…
A pesar de que es simple, a veces es poderoso y útil tener nuestros pensamientos dirigidos por alguna luz. Cada noche, encender una vela nos recordará que cada pensamiento tiene su poder.

Además, mantener una vela encendida por algún tiempo nos ayudará a enviar y luego a mantener pensamientos optimistas sobre nuestra intención deseada.

Desde hace mucho tiempo, las velas se usaban para bendiciones, meditaciones, ceremonias religiosas o espirituales, oraciones, curaciones, desarrollo psíquico, celebraciones, para sentirse protegidos y reconfortados, para recordar a una persona amada o incluso para el romance. Las velas tienen usos infinitos.

Como elegir la vela

Mucha gente las elige por su aroma, mientras que otros los eligen por color.
También hay aquellos que se sienten bien con solo una simple veladora de vaso. No hay necesidad de gastar mucho dinero porque lo que sea que escojamos, los usos positivos de las velas son lo que las hace únicas.

Lectura recomendada: Las velas: colores y significados

Diariamente, cada uno de nosotros puede usar velas de manera positiva, sin saberlo. Por ejemplo, lo que realmente hacemos cuando apagamos las velas en nuestro pastel de cumpleaños, es cerrar los ojos para hacer nuestro deseo realidad, lo que significa mantener un pensamiento positivo en nuestra mente, y después de eso, apagamos esas velas, de esta manera enviamos nuestro deseo al universo, mientras enfocamos esos deseos a la luz.

También podemos usar las energías de las velas para enviar paz y sanación a otros.

Este es un recordatorio de que debemos colocar pensamientos positivos en nuestra salud, o en la salud de otras personas, en lugar de imaginarnos a nosotros mismos o a ellos como enfermos. No está claro si es la vela, o su luz, o las oraciones y los pensamientos que ayudan en el proceso de curación, pero reconforta.

Lectura recomendada: ¿Por qué no se cura la gente?

Las velas pueden mantenernos conectados con nuestra alma y lo Divino, recordándonos que nunca estamos solos. Siempre debemos mantener una vela encendida para recordarnos que nuestro Espíritu está realmente allí.

Usando velas para el poder de la intención.

Esto se recomienda en el sendero del chaman para aquellos que nunca usaron una vela para utilizar el poder de su intención. Pueden probar esto por una semana o incluso dos. Quizás, después de esto, se convierta en su ritual diario para siempre, y lo disfruten, junto con sus beneficios.

Mucha gente comienza con el uso de un color particular, como el blanco, usado para protección o el Espíritu, el rojo usado para la fuerza, el verde usado para la abundancia y el rosa usado para el romance. Sin embargo, el color no es importante, a menos que tenga un significado especial para nosotros.

Las Velas y la Meditación

Aquellos que nunca utilizaron una vela durante la meditación ahora se les anima a tratar de usarla. Cuando te enfocas en la llama de la vela, puede llevarte profundamente dentro de ti. Cuando tu mente comienza a preguntarse cosas y a divagar, debes concentrarte en su llama una vez más para volver a la meditación.

Hay personas que se sienten atraídas por la luz, mientras que hay quienes la emanan. Recuerda que la luz tiene la capacidad de iluminar las situaciones o lugares más oscuros. Así que la próxima vez que pidas algo al Gran Espíritu, intenta hacerlo con una vela y cuéntanos que sucede. ¡Bendiciones!