Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

La Búsqueda de Visión: Un Viaje Espiritual.

La Búsqueda de Visión: Un Viaje Espiritual.

La Búsqueda de Visión: Un Viaje Espiritual.

La Búsqueda de Visión se puede resumir como un Viaje Espiritual el cuál se hace con el propósito de obtener guía o conocimiento de fuerzas y/o espíritus sobrenaturales. Una búsqueda de la visión también es emprendida por aquellos que desean buscar e identificar a sus Animales de poder para ayudarlos como guía espiritual a caminar a través de las diferentes etapas de la vida con el propósito de ser enseñados, guiados y protegidos.

¿Qué es una búsqueda de la visión?

Una búsqueda de la visión está fuertemente asociada con la creencia de los indios nativos americanos en el «animismo» que se basa en la idea espiritual de que el universo y todos los objetos naturales dentro del universo tienen almas o espíritus.  Una búsqueda de la visión también se puede describir como una experiencia fuera del cuerpo que es la experiencia de estar por unos momentos fuera del cuerpo pero al mismo tiempo reteniendo la conciencia (no confundir con el Viaje Astral). Los nativos americanos creen que un chamán puede enviar sus almas a lugares distantes para obtener información o recuperar el alma perdida de una persona enferma, y ​​esta creencia se usa en la sanación espiritual.

Algunas tribus nativas americanas, notablemente Pawnee, Mandan y Sioux, practicaron rituales y ceremonias, como la <Danza del Sol> en sus tradiciones, durante la Busqueda de Visión. Estos rituales y ceremonias de Busqueda de Visión variaban de una tribu a otra, pero por lo general los participantes debían someterse a rigurosos desafíos físicos como la exposición a los elementos, vigilias solitarias, oración y ayuno para lograr un estado similar al trance y tener éxito en su búsqueda de visión. La Busqueda de Visión alguna vez fue llamada «Gritando por una visión» (Crier for a Vision).  El practicante de este ritual, se sometería voluntariamente a una incomodidad extrema para evocar una experiencia mística. El enfoque total de los que emprenden una Búsqueda de la Visión debe estar puesta en el mundo de los espíritus, en el cual la vulnerabilidad y la presencia de lo desconocido, abrirán el alma al Gran Misterio.

La Búsqueda de Visión: Un Rito de Iniciación

La tradición de la búsqueda de visión era llevada principalmente por los nativos americanos, como un rito de iniciación. Cuando un niño alcanzaba la mayoría de edad (en aquel entonces catorce o quince años), su entrada en la edad adulta comenzaba con su viaje en una búsqueda de visión.

  • Entra en un sweat lodge «inipi» (tradición similar a un temazcal)  para una ceremonia de limpieza y ritual de purificación con las piedras y el vapor.
  • Después de ser bañado en agua fría, era llevado al bosque o montaña.
  • Luego pasaría tres días en aislamiento total y ayuno.
  • Tiempo durante el cual, buscaría su visión.
  • Al final de la ceremonia de la Búsqueda de Visión, es recogido por miembros de la tribu y llevado al chamán.
  • A partir de ahí al niño se le consideraba un hombre y junto con el chamán discutían el significado y la importancia de la guía espiritual revelada durante la búsqueda de la visión y su relevancia en la vida del joven.
  • La Búsqueda de Vision se da por concluida con una ceremonia y un banquete.
  • Los símbolos revelados en su Búsqueda de Visión se transfirieron a un escudo de medicina sagrado o tambor.

 

La preparación de La Búsqueda de Vision

Requiere elementos de ayuno, aislamiento, oración y meditación.

El ayuno:

Esto permite limpiar el cuerpo de las toxinas y lo libera de la rutina de la vida cotidiana. El ayuno nos traerá conciencia de la necesidad del cuerpo vacío y un recordatorio de que deseas llenar el vacío creado por el vacío de un espíritu que espera ser llenado.

El aislamiento:

Se hace en entornos naturales: es importante escapar de los entornos normales y las distracciones experimentadas en la vida cotidiana al elegir un área de belleza natural para prepararse para una Búsqueda de Visión. Se debe dedicar tiempo pedir permiso a los espíritus guardianes del lugar, apreciar la belleza de la zona y tomarse un tiempo para contemplar la vida silvestre, los árboles, las plantas y las flores. Un período de tiempo dedicado a ti mismo y contemplando las pequeñas cosas en la vida despeja la mente y levanta a los espíritus, lo que permite que la mente se concentre en la Búsqueda de Visión.

Meditación y oración:

Pasar tiempo solo te brinda la oportunidad de meditar y contemplar la vida  y el entorno natural y el sonido del canto de los pájaros te inspirarán. Algunas personas también les gusta usar este tiempo en una pequeña oración de agradecimiento

En preparación para una misión de Visión, es útil crear una canción de poder para despertar a tu Animal de Poder y otros espíritus ayudantes. Las canciones de Poder se adquieren pasando un día en soledad y ayunando en un entorno natural. Durante el día, date cuenta de qué animal se siente cerca y dentro y crea una canción sobre él.

La preparación de la Búsqueda de Visión, hará que te sientas mentalmente renovado y físicamente cansado. Es el momento de echarse un clavado en nuestro interior al ver pasar las nubes. Cierra los ojos y deja que tu mente divague. Puedes quedarte dormido (ensoñación) o simplemente soñar despierto mientras te embarcas en tu Búsqueda de Vision. Un espíritu guardián no se manifestará como una visión «literal» o como un sueño; es más probable que sea una revelación intuitiva, tal vez desencadenada por un pensamiento. Una persona puede ver hasta dos de los poderosos Espíritus Guardianes o Animales de Poder, pero muchos de los Espíritus de plantas, no menos poderosos también podrían presentarse en tu Búsqueda de Visión.

Lectura sugerida: Lo que me dijo el Gran Espiritu

Déjanos tus comentarios y experiencias para seguir enriqueciendo este interesante tema de La Búsqueda de Visión , actualmente hay practicas similares, no promovemos ninguna en particular, sin embargo es importante que investigues a fondo quien o quienes están involucrados en ella, antes de decidirte a participar en este ritual. ¡Bendiciones! y Buen camino…