Saltar al contenido

Entendiendo el lenguaje del Alma

Entendiendo el lenguaje del Alma

¿Entiendes el lenguaje del alma? ¿Y si pudieras hablar con tu alma? Y si pudieras entenderla, ¿no sería maravilloso escucharla?

Aquí están las 3 claves para entender cómo te habla:

1 – No es chino, pero casi …

¿Alguna vez has tratado de leer una lengua extranjera? ¿Puedes descifrar el significado detrás de las palabras que lees o escuchas?

Sé benevolente contigo mismo y entiende que el lenguaje del alma es casi lo mismo que aprender un nuevo idioma.

Aprendes una palabra, luego otra. Por lo tanto, puedes descifrar una expresión, o una oración completa. Comienzas a entender algunas partes del lenguaje … antes de ser completamente fluido y bilingüe.

Es el mismo aprendizaje con tu alma. Sé paciente y disfruta aprendiendo.


2 – Tu alma te habla con poesía.

A diferencia de tu mente, tu alma te habla en forma de metáforas.

Ella se comunica contigo en la forma de:

  • sensaciones : escalofríos en la espalda, hormigueo en las manos, calor en el pecho, cosquilleo en las piernas o en el cráneo …
  • visiones : imagen fija más o menos borrosa, o incluso moviéndose como una mini película …
  • sonidos : canto de pájaros, melodía celestial, una palabra susurrada, el sonido de las olas …
  • sabe o huele : olor a rosas, flores, agua salada en la boca …

A veces, a tu mente le gustaría descifrar mejor sus mensajes, pero él espera que ella hable el mismo idioma que él …


3 – ¿Una conexión o respuesta del alma?

Tu mente puede hacerse diez mil millones de preguntas por minuto … ¿No es así?

El ritmo de tu alma es lento. Cuanto más lento sea el ritmo, más podrá recibir los mensajes que le envía, sin que su mente los arroje a la basura.

Así que.. disminuye la velocidad y siente que al conectar con tu alma todo se vuelve más relajado y tu cada vez estás más cerca de ser tu mismo.

Cuando te conectes con tu alma, estarás más tranquil@ y tu mente estará más clara para amarte tal como eres y para estar más alineada con tus decisiones.

Diviértete haciendo una pregunta a tu alma y deja que la respuesta venga a ti …