Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

4 Síntomas del Viaje Astral que debes conocer

4 Síntomas del Viaje Astral

4 Síntomas del Viaje Astral que debes conocer

La experiencia del Viaje Astral o experiencia fuera del cuerpo, se define como una experiencia mediante la cual el «yo» o el centro de conciencia parece ocupar (para quien la experimenta) una expocision remota respecto a su propio cuerpo. Es la sensación de estar ubicado y percibir el entorno desde una posición diferente desde donde se encuentra el cuerpo físico.

Para muchas personas que no están familiarizadas con los síntomas de la experiencia extracorporal (OBE en Inglés) o Proyección Astral, estos signos pueden ser muy alarmantes. Para el principiante que no lo ha experimentado, el miedo puede obstaculizar la experiencia de esta increíble habilidad. Es por eso que es bueno saber algunos signos o síntomas que a menudo aparecen.

4 Síntomas del Viaje Astral:

Parálisis del sueño

El primer síntoma de una experiencia fuera del cuerpo es la parálisis del sueño y acostumbrarse a este síntoma es muy difícil. En la vida cotidiana, nuestro yo físico y nuestro yo psíquico están conscientes y se sienten de una manera «coherente», en la parálisis del sueño, tu mente está despierta, pero tu cuerpo está durmiendo. Es muy posible que desees abrir los ojos, pero no podrá mover ninguna parte de tu cuerpo. Hay una sensación de que alguien te arrojó una cobija muy pesada y no puedes moverte. La clave para sobrellevar este síntoma es relajarse y abrazar el poder de tu mente divagando por ahí, no tus piernas.

Carga / Vibraciones energéticas

Existe una gran posibilidad de que experimentes algún tipo de carga energética. Algunos lo llaman vibraciones, otros lo llaman hormigueo. Pero, por supuesto, es una especie de parpadeo energético, no visible para otras personas (si es que hubiese alguna mirandote). Significa que tu cuerpo en realidad no está temblando, sino simplemente se siente electrificado. La intensidad puede variar desde un ligero hormigueo hasta un fuerte pulso, como temblores. Aunque, por supuesto, existe la posibilidad de que no sientas ninguno de estos.

Sonidos o ruidos indefinidos

Al igual que las vibraciones, el siguiente síntoma no se puede explicar con precisión. Es bueno resaltar que los dos generalmente van de la mano. Estos sonidos o ruidos indefinidos, la gente los describe como un zumbido, como si se tratase de un ruido blanco, un murmullo oscuro o como cuando escuchas un tren a lo lejos. Lo único que queda claro de esta descripción es cuánto pueden variar estos sonidos de una persona a persona otra y no solo en calidad, sino también en cantidad. Pueden ser bastante fuertes, pero es poco probable que la intensidad sea la misma durante toda la experiencia. Asi que solo dejate fluir con la sensación.

Sensación de hundirse en la cama

Otro síntoma de la experiencia fuera del cuerpo que puede aparecer es la sensación de hundirse en la cama. Puede ser perturbador, especialmente combinado con un entumecimiento corporal, ya que no tienes control sobre tu cuerpo o la situación que estas experimentando. Además, si estás fuera de tu habitación, podrías sentir hundirte en el suelo, por lo que la sensación no está relacionada unicamente con la cama. Este síntoma tiene algunas variaciones: Uno es exactamente lo opuesto, no sientes que te hundes, sino que flotas o levitas sobre la cama o el suelo. Y el otro es escalofriante, ya que contiene el elemento sorpresa: «una caída repentina».

A medida que conoces este nuevo aspecto de ti mismo, te sentirás mucho más ligero, casi como «gasparín» aquel fantasma de dibujos animados. Desde esta posición, puedes percibir tu propio cuerpo físico desde arriba. Es como en las películas, cuando un alma sale del cuerpo y lo mira a medida que se aleja. Luego, como un fantasma, puedes atravesar objetos sólidos, como paredes, puertas cerradas y muebles. Y finalmente, tendrás la libertad de cruzar grandes distancias en segundos. Puede ser difícil o incluso imposible para los principiantes lograr este estado, pero con el suficiente enfoque y pocos intentos, todos pueden hacerlo. ¡Solo relájate y diviértete!