Saltar al contenido
El Sendero del Chaman

Reconociendo nuestras heridas no resueltas

Reconociendo nuestras heridas no resueltas

Hoy nos gustaría compartir contigo una clave muy simple que puede usar en cualquier momento tanto como la creas necesaria. Esta herramienta nos permite comprender en pocos segundos una herida que no se ha resuelto y nos sigue causando problemas en nuestra vida diaria.

De hecho, ya hemos hablado en repetidas ocasiones que mientras no hayamos resuelto una situación o curado una herida en nosotros mismos, el universo continuará poniendo en nuestro sendero situaciones similares, hasta que finalmente resolvamos el problema … Entonces, es momento de ser conscientes y sacar a la superficie estas pequeñas asperezas de nuestro ego que nos arruinan la vida de vez en cuando..

RECONOCE TU HERIDA EN 1 MINUTO:

Podemos llamar a esta fórmula mágica el » botón disparador «. Aquí está la receta:

CUANDO HAYA ALGO QUE TE HAGA REACCIONAR NEGATIVAMENTE (UNA ACTITUD, UNA NOTICIA, UNA SITUACIÓN, UN EVENTO …) = BOTÓN DISPARADOR.

Es decir, el botón disparador, es lo que despierta en ti una herida no curada. Cuando algo te molesta, te irrita o te hace sentir incómodo, no hay duda de que hay algo por lo que trabajar.

Tomemos un ejemplo simple:

Una persona hace el siguiente comentario a otras dos personas: «Esta chaqueta realmente no te conviene, deberías ponerte otra». Las dos personas que han recibido el comentario reaccionarán de una manera completamente diferente.

  • Una escuchará el comentario sin preocuparse demasiado por eso, se cambiará la chaqueta o no, pero no culpará a la persona o cuestionará demasiado.
  • La otra persona, sin embargo, reaccionará fuertemente a esta observación. Se emocionará y se lo recriminará al otro (o lo pensará sin atreverse a decirlo): » ¿Cómo te atreves?, ¿Quién te crees que eres? «. A esta última persona, se le ha activado un botón disparador.

UNA VEZ QUE SABES QUE SE HA ACTIVADO UN BOTON DISPARADOR, HAZTE LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:

  • ¿Qué desencadena en mí precisamente esta reacción? Por ejemplo: cuando alguien me critica por mi apariencia.
  • ¿Cómo me hace sentir? Ejemplo: me siento juzgado, incómodo e inseguro de mí mismo.

→ Lesión que debemos trabajar: autoconfianza y apariencia.

Con este ejercicio, verás fácilmente lo que te está molestando en una situación y resaltará el problema no resuelto en ti.

Descubrirás, por ejemplo, que no es una persona completa quien te molesta, sino un rasgo de su personalidad o su forma de hacer las cosas, que despierta una herida en ti.

¡Buenas noticias, traer al consciente una herida, significa que la mitad del trabajo ya está hecho!

¿CÓMO CURAR ESTA HERIDA UNA VEZ QUE LA RECONOCES?

Hay muchas maneras de curar nuestras heridas, aquí hay algunas que podrían serte útiles.

  • Pide a tu ser superior que cure esta herida con esta afirmación:

«Estoy listo para curar esta herida. Estoy dispuesto a aceptar los cambios necesarios. Soltaré cualquier energía negativa que me impida curar esta herida. Llamo a la mejor versión de mí mismo en mi vida, aquí y ahora. Esta herida se cura hoy y para siempre. Así sea. «

Todavía hay muchos otros métodos y formas de curar sus heridas, pero cada persona es diferente.

Recuerda: El precio de la curación es la transformación.

Esperamos que este artículo te haya ayudado. Déjanos tus comentarios y dinos sobre que otras técnicas te gustaría saber. ¡Bendiciones!